Servicios combinados. DL|LVN.

Desde que República Dominicana fue cerrada en marzo de 2020, a raíz de la pandemia del COVID-19, todavía cerca de 190,000 empleados siguen sin regresar a sus puestos de trabajo.

Así lo expresó este lunes el presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Rafael “Pepe)” Abreu, quien, además, indicó que la pandemia también provocó que 284 mil trabajadores perdieran sus empleos.

“Es demasiado para un país, que como el nuestro, ha mantenido por largo tiempo un desempleo estructural de alrededor de 14 %”, expresó Abreu tras realizar una visita en el Palacio Nacional donde fue convocado para debatir sobre el Pacto Eléctrico.

El sindicalista considera que es necesario impulsar las áreas productivas “para aumentar rápidamente la empleabilidad”.

El pasado 31 de diciembre, el Gobierno extendió hasta el mes de abril el Fondo de Asistencia Social al Empleado (FASE), que asigna entre RD$5,000 y RD$8,500 mensual a las personas suspendidas.

Además, los suspendidos también reciben cobertura del Seguro Familiar de Salud, según está estipulado en la resolución 514-13 del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS).

- Publicidad -

Deja un comentario