SANTO DOMINGO. –El abogado Johnny Portorreal Reyes, dijo estar sorprendido de la solicitud de medida de coerción que depositó este martes la Fiscalía del Distrito Nacional en su contra, acusándolo de engañar a varios miembros de la familia Rosario con la supuesta herencia de unos 13 mil millones de euros que están reclamando.

Portorreal Reyes dijo que “todo demuestra que se trata de una persecución política y uno de los tantos atentados que hemos sufrido los abogados que durante siglos hemos defendido a la familia Rosario”.

El abogado quien ha representado la sucesión familia Rosario, expresó que se entregará cuando esté debidamente documentado del caso, al asegurar que desconoce los hechos de los cuales se les acusa.

Resaltó que les están haciendo “acusaciones de todo tipo, sin fundamentos, según lo había manifestado incluso el Ministerio Público por televisión”.

Alegó que haciendo uso de abuso de poder realizaron una actividad “en contra de nosotros”.

Responsabilizó de lo que le pueda pasar a él y a otros abogados ligados al caso, al Ministerio Público, a la Barrick Gold y al propio Estado, incluyendo al “presidente de la República, porque nosotros no somos funcionarios públicos para estar siendo perseguidos a la altura de esos otros grandes dirigentes como hemos visto la cobertura que nos han querido dar en un caso que debió ser entre abogados y clientes, un caso sencillo”.

La instancia mediante la cual se le hace las acusaciones a Portorreal Reyes, fue firmada por la encargada de investigación de falsificación de la Fiscalía, Evelyn García, y depositada por ante el Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional.

En la misma instancia figuran como imputados Miguel D´Oleo Montero alias Miguelón, Hilario Amparo y Miguelina Gómez Santana.

La Fiscalía abrió una investigación a raíz de varias querellas presentadas en contra de los imputados por decenas de personas que alegan que fueron estafadas, luego de exigir la entrega de 13 trillones de euros por una herencia que alegadamente les toca por el valor de los terrenos donde funcionaba la antigua minera Rosario Dominicana y que en la actualidad explota la empresa Barrick Pueblo Viejo.

Los reclamantes alegan que el dinero fue depositado en el 2016 en el Banco de Reservas, pero que fue desviado a varios países por el abogado Johnny Portorreal Reyes, quien los representa en el proceso.

Fuente: https://elnuevodiario.com.do

- Publicidad -

Deja un comentario