Santo Domingo. En un ambiente de compartir y de gratitud, la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) reconoció y agradeció a Miguel Coronado Hunter, quien concluye su labor como representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por sus esfuerzos en favor de la industria nacional, la sostenibilidad y, especialmente, la economía circular.

Celso Juan Marranzini, presidente de la AIRD, destacó que Coronado Hunter realizó una labor proactiva a favor de la sostenibilidad, apasionado por los vínculos y alianzas con los sectores productivos nacionales, y se tomó muy en serio el crecimiento de la industria y de modo especial el desarrollo de la economía circular.

“Hoy, al decirle adiós, reconocemos con gratitud sus valiosos aportes. Podemos, en sentido estricto, llamarle amigo de la industrialización de República Dominicana”, expresó Marranzini. A Coronado Hunter le fue entregada una placa de reconocimiento por parte de la AIRD.

El representante del BID expresó emotivamente su gratitud por su experiencia profesional en República Dominicana y afirmó que aunque se marcha su corazón seguirá en este país. “Desde que llegué me han hecho sentir en casa”, dijo.

Coronado Hunter explicó que el BID ha logrado posicionarse en muy diversos sectores productivos y que cuenta con un excelente equipo profesional de apoyo al país.

Describió las potencialidades y riquezas del país y especialmente de su gente, y destacó como “muy linda la participación del sector privado, el trabajar “brazo a brazo” con el sector público, lo cual no se ve en todos los países”, y refiriéndose al sector privado aseguró que la gente está viendo más allá de sus negocios y está comprometida con el bienestar y la sostenibilidad y piensa cómo cuidar el país”.

El representante del BID ha sostenido una colaboración permanente con la Asociación de Industrias y con los sectores productivos del país. Impulsó iniciativas y proyectos a favor de la competitividad. Específicamente, en el caso de la AIRD, su apoyo invaluable se manifestó especialmente en el proyecto de economía circular, con todo lo que implica de una nueva lógica para los procesos productivos alcanzando una mayor sostenibilidad ambiental y económica.

“A usted, estimado amigo de la AIRD, muchas gracias”, concluyó Marranzini sus palabras.

En la actividad también estuvieron presentes Circe Almánzar, vicepresidente ejecutiva de la AIRD; el ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Victor (Ito) Bisonó; Inka Mattila, representante del Programa para las Naciones Unidas para el Desarrollo en República Dominicana (PNUD); los embajadores Carlos Peñafiel y Volker Pollet; dirigentes empresariales; ejecutivos y consultores del BID, entre otros.

- Publicidad -

Deja un comentario