SAN JUAN.- El fin de semana de Halloween cerró con 14 asesinatos, entre ellos el de un menor de edad, cuyo cadáver fue encontrado en Guaynabo luego de ser secuestrado en la noche del sábado en el restaurante El Hipopótamo, en Río Piedras, según datos de la Policía.

Con estos homicidios, el total registrado en Puerto Rico en lo que va de año asciende a 507, un aumento de 63 en comparación con los 444 reportados para el mismo periodo de 2020.

El teniente coronel Roberto Rivera, jefe de la Superintendencia Auxiliar en Investigaciones Criminales, aclaró a El Nuevo Día que no se trata del fin de semana más violento en lo que va de año.

“No ha sido el más numeroso, porque los hemos tenido de 15 o 16 (asesinatos), así que realmente ante el ausentismo, la percepción del pueblo es que ha sido el más violento”, señaló en referencia a las numerosas ausencias en la Policía este fin de semana.

Hasta el domingo, el número de agentes que se ausentaron en los pasados días se acercaba a 5,000.

El evento más notorio se registró ayer, domingo, cuando se conoció sobre el secuestro de tres personas en el restaurante El Hipopótamo. En relación con este crimen fue asesinado un joven de unos 17 años. El Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) asumió la jurisdicción de este caso.

La última muerte violenta del fin de semana se registró a las 11:07 p.m. del domingo en el barrio Buen Consejo, en Río Piedras, donde más temprano un hombre fue abatido a tiros y otro resultó herido. En Río Piedras también se registraron otros tres asesinatos.

Según el informe policiaco, la última víctima del fin de semana se encontró en el interior de un vehículo Kia Forte color azul, del año 2014. Fue transportado al Centro Médico de Río Piedras, donde posteriormente murió por las heridas de bala.

En total, Río Piedras registró la mitad de los 14 asesinatos. Otras muertes violentas se escenificaron en municipios como Carolina, Fajardo, Vega Baja y Santa Isabel.

Otra muerte violenta se registró a las 10:12 p.m. de ayer en el Camino Marcelino Díaz del barrio Carraízo, en Trujillo Alto.

En este lugar fue hallado en el pavimento un hombre con múltiples heridas de bala. La víctima, de 35 a 40 años, fue transportada en un vehículo privado al Centro de Diagnósticos y Tratamientos Neomed Center, en donde el doctor de turno certificó su muerte.

- Publicidad -

Deja un comentario