Una banda de estafadores opera en el municipio de Santo Domingo Este, que se dedica a la falsificación de certificados de títulos de propiedad y de firmas de propietarios, por medio de Actos de Venta para dar apariencia de legalidad a la venta de terrenos, casas y apartamentos en diferentes sectores del municipio.

En los actuales momentos la banda de delincuentes ha pretendido apropiarse de la casa paterna de las señoras, profesionales muy destacadas, Amarilis, Wanda y Lilian Polanco Peña, ubicada en la calle Guayubín Olivo esquina calle Colimar, en el sector Vista Hermosa, municipio de Santo Domingo Este, la cual la indicada banda ha querido vender en tres ocasiones, sin la autorización de sus verdaderos propietarios.

Esta banda inició sus acciones delictuales con la obtención del título de propiedad que permanece en los archivos de la Dirección de Registro de Títulos de la Provincia de Santo Domingo, documento que no es entregado al propietario, sino que sirve como documento madre en la referida Oficina, sin que hasta ahora se tenga una idea de cómo estos facinerosos obtuvieron este documento, ya que el mismo no es de dominio público.

El horrible drama empezó cuando de manera fraudulenta una señora, con dirección falsa en una calle del sector San Felipe, Municipio Santo Domingo Norte, lugar donde nadie la conoce, supuestamente compró a los verdaderos propietarios de la referida propiedad, con un acto de venta de fecha 18 de diciembre del año 2014, notariado por una abogada.

Un segundo contrato, de fecha 28 de diciembre del año 2019, avalada por un abogado notario matriculado en el Colegio de Notarios, en el que la anterior señora supuestamente vendió a otra señora residente en el sector de Sabana Perdida, operaciones totalmente falsas.

En este momento, otras dos personas también están promoviendo la venta de la referida propiedad inmobiliaria. Estas personas son un supuesto abogado y otra señora, que de acuerdo a informaciones obtenidas se ubica en una calle del sector Los Frailes, Santo Domingo Este.

Estos últimos han procedido a cambiar, en varias ocasiones, los candados de la referida propiedad, en violación del sagrado derecho que inviste a sus verdaderos y auténticos propietarios, lo que es una demostración de la magra seguridad jurídica que posee nuestro país.

El Poder Judicial, Jurisdicción Inmobiliaria, Ministerio Público, autoridades policiales y los organismos de inteligencia del Estado deben seguir y profundizar el accionar de esa peligrosa banda y al presente caso, de manera que los delincuentes sean apresados y traducidos a la justicia.

El grave drama del derecho de propiedad en Santo Domingo Este, escandaliza a sus ciudadanos, a la nación.

Uno de los graves problemas que ha padecido la República Dominicana ha sido la inseguridad jurídica promovida por personas desaprensivas que no descansan ni un segundo en pretender apropiarse de los bienes ajenos, lo cual se ha fomentado en los últimos años, por el involucramiento de personas llamadas a trabajar a favor de la preservación del derecho de propiedad que es protegido por la Constitución Dominicana, lo que obliga la intervención de las autoridades competentes para la efectiva protección del mismo.

Esa vulneración del derecho de propiedad, patrocinada por esa banda de estafadores que opera en el Municipio de Santo Domingo Este, en la provincia de Santo Domingo, hay que derrotarla y llevar a la cárcel a sus integrantes.

La Jurisdicción Inmobiliaria no debe registrar la venta fraudulenta de la propiedad a que hace referencia esta denuncia.

- Publicidad -

Deja un comentario