ESTADOS UNIDOS.- Medios internacionales informaron este sábado que un bebé de ocho meses murió tras ser baleado por su hermano de tres años en Texas, Estados Unidos, y bajo el cuidado de cuatro adultos que se encontraban en la vivienda donde sucedió el hecho.

El tiroteo ocurrió aproximadamente a las 11:00 a.m. de este viernes y, según las informaciones preliminares, los cuatro adultos que se encontraban en la casa no llamaron al 911 u otra instancia de emergencias, sino que decidieron llevar al bebé herido al Memorial Hermann Hospital, pero no pudieron salvarlo.

Tras varias horas de búsqueda, la policía recuperó una pistola dentro del vehículo para transportar al bebé, quien fue baleado en el abdomen. No se han presentado cargos y el tiroteo sigue bajo investigación.

FUENTE:elnuevodiario

- Publicidad -

Deja un comentario