Servicios combinados. NH/LVN

Miles de personas tomaron las calles de Miami en apoyo a la Caravana Antisocialista y Anticomunista, una manifestación para pedir la liberación de Cuba, Venezuela y Nicaragua y “alertar” a Estados Unidos de los peligros del socialismo.

Según los organizadores, unas 20,000 personas acudieron a la manifestación, que se desarrolló en forma de caravana para evitar contagios en tiempos de coronavirus. Tras salir del Magic City Casino, la caravana continuó hasta el monumento a la Brigada 2506 y a la Plaza de la Cubanidad, en West Flagler.

El Comité Patriótico Organizador, detrás del cual están organizaciones del exilio cubano como la Brigada 2506 y el Directorio, dijeron que no había un respaldo partidista detrás de la convocatoria, pero la inmensa mayoría de los manifestantes portaba carteles en respaldo al presidente Donald Trump.
Antes de las 8 a.m., el parqueo del Magic City Casino, localizado en el 450 NW 37 Avenue, ya estaba repleto de autos con motivos de la campaña de reelección de Trump, quien goza de una amplia popularidad en el exilio cubano, según encuestas.
Trump suspendió la poliica de deshielo de su predecesor, Barack Obama, y ha implementado una serie de sanciones para fortalecer elembargo a Cuba a la que acusa de sostener el régimen de Nicolás Maduro, desconocido por la mayor parte de naciones democráticas y acusado por la ONU de crímenes de lesa humanidad.

La campaña de Trump ha acusado al candidato presidencial demócrata, Joe Biden, de ser “socialista”, algo que este niega. Biden ha prometido presionar al gobierno cubano para que respete los derechos humanos y regresar al acercamiento entre ambos países que se vivió durante la época en que fue vicepresidente.

En la manifestación estuvieron presentes figuras relevantes del exilio y ex presos políticos cubanos, junto a políticos locales.

“Al igual que el 10 de octubre de 1868, la Caravana Anticomunista y Antisocialista por la Libertad y la Democracia ha sido un movimiento orgánico de todo nuestro exilio, de todas las diferentes generaciones encabezados por el exilio histórico”, dijo Orlando Gutiérrez Boronat, al frente del Directorio Democrático, una de las organizaciones promotoras del evento.

“Junto con nuestros hermanos latinoamericanos tenemos un mensaje muy claro: nuestra prioridad moral es defender con amor a los Estados Unidos y la liberación de Cuba y del hemisferio. Hoy comenzamos el camino a nuestra segunda independencia como cubanos”, agregó.

El 10 de octubre Cuba celebra el inicio de las luchas por su independencia de España, en 1868.
“Miami es el bastión del anticomunismo en el hemisferio ”, dijo el expreso político cubano Luis Zuñiga.
‘La madre de todas las caravanas’

Para Alejandro Reyes, un cubano de 31 años que participaba en la manifestación, se trató de “la madre de todas las caravanas” en apoyo a Trump en Miami.

“Llevo más de 30 minutos esperando mover mi auto y no he podido porque las calles están congestionadas de tantos manifestantes. El exilio está enviando una señal fuerte y clara a los políticos: no queremos pactos con la dictadura castrista, queremos libertad para Cuba”, dijo.
El influencer Alex Otaola, otro de los impulsores del evento, utiliza este tipo de formato en caravanas para ejercer presión en la política hacia Cuba y ha organizado otras manifestaciones similares.
“Me pareció algo muy impactante. Miami está muy activa, como hace mucho tiempo no la veíamos. El anticomunismo es un factor que une a nuestras comunidades. También el apoyo al presidente Trump”, dijo Otaola.
Cubanos, venezolanos, colombianos y nicaragüenses eran algunas de las comunidades representadas en la caravana con banderas e imágenes alegóricas a esos países.
La célebre canción de Willy Chirino “Ya viene llegando”, que evoca el día del regreso de los exiliados a la isla, se escuchaba en muchos de los vehículos, al igual que algunas melodías clásicas en Miami como “La Cuba Mía” o “Por si acaso no regreso”, cantada por Celia Cruz, todavía censurada en los medios de difusión en Cuba.
“Hemos sufrido demasiado el castrochavismo y lo vamos a desterrar de toda América Latina”, dijo María Teresa Verdura, una colombiana que participó en la caravana junto a toda su familia.
“Sé que si gana Trump va a apoyar a Colombia. Él no es un presidente solamente de Estados Unidos, es un presidente mundial”, dijo.
La mujer lamentó el apoyo del candidato izquierdista Gustavo Petro al candidato demócrata Joe Biden. “Petro es un tipo a quien nadie quiere. Solo lo quieren los jóvenes que no conocen el socialismo”, agregó.
Amelia Bombera, de Coral Gables, también participó en la manifestación para pedir que se respete la Segunda Enmienda de la constitución que permite que los estadounidenses portar armas.
“Voten por Trump, no por los socialistas. A Trump no lo dejan hacer su trabajo pero con cuatro años más se verá cómo mejora los Estados Unidos”, opinó Bombera.
En Homestead una caravana apoya a Joe Biden
En la Ciudad de Homestead, al sur de Miami, otra caravana de distinto signo ideológico desfiló por la carretera US1 en dirección sur en apoyo al candidato Joe Biden.
Banderas mexicanas y estadounidenses junto a carteles de campaña con el rótulo Mexicanos por Biden podían verse en al menos unos 30 vehículos.
Homestead, de unos 70,000 habitantes, tiene una población predominantemente latina, donde, a diferencia de Miami se hacen presentes otras comunidades hispanas como los centroamericanos y mexicanos.
Una encuesta de Bendixen & Amandi International junto al Miami Herald concluyó que Biden que Biden lidera aTrump 57% a 37% en el Condado Miami-Dade. La ventaja de 20 puntos de Biden sobre Trump refleja aumentos modestos entre los electores hispanos.

El Estado de la Florida será clave para la reñida elección presidencial de noviembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- Publicidad -