Servicios combinados

La multinacional de refrescos y alimentación Coca-Cola ganó US$6,291 millones en los primeros nueve meses de 2020, un 9% menos respecto al mismo periodo del año anterior, todavía lastrado por la menor actividad social de la población debido a la pandemia del COVID-19.

Los ingresos operativos del grupo con sede en Atlanta (EE.UU.) entre enero y septiembre ascendieron a US$24,403 millones, un 13% menos interanual, según informó hoy jueves en un comunicado.

En el tercer trimestre, el más seguido por los analistas de Wall Street, Coca-Cola tuvo un beneficio neto de US$1,737 millones, un 33% menos en comparación con ese tramo de 2019.

La facturación operativa entre julio y septiembre descendió un 9% interanual, hasta US$8,652 millones.

Coca-Cola señaló que ha perdido cuota de mercado en sus refrescos no alcohólicos y dijo que están subiendo las ventas directamente “en casa” de sus productos pero eso no compensa el descenso en las ventas “fuera de casa”, que son su fuerte, debido al “nivel de confinamiento” de cada país.

“En la crisis de este año, nuestro sistema ha seguido enfocado en la estrategia de bebidas vitales. Estamos acelerando nuestra transformación que ya estaba en marcha, moldeando nuestra compañía para que se recupere más rápido que la recuperación económica general”, dijo citado en la nota el máximo ejecutivo, James Quincey.

La multinacional está reorganizando su estructura de negocio, lo que incluye unas 4,000 bajas voluntarias y despidos, y también su cartera de productos, en la que prevé ofrecer solo unas 200 marcas con “potencial de crecimiento” y eliminar otras 200, entre ellas Zico o la histórica Tab.

Por áreas geográficas, en este último trimestre Coca-Cola ha sufrido el mayor golpe en Latinoamérica, donde la facturación neta bajó un 23%, seguido por Asia-Pacífico (-9%); el conjunto de Europa, Oriente Medio y África (-7%) y por último Norteamérica (-2%).

También tuvieron un fuerte descenso de facturación los negocios globales (-19%), principalmente por el impacto del coronavirus y las restricciones de movimiento sobre su cadena de cafeterías Costa; y el negocio de embotellado (-12%).

Coca-Cola retiró el pasado marzo sus previsiones de resultados para el conjunto del año y comunicó que sigue sin poder “estimar razonablemente” su ejercicio fiscal debido a la alta incertidumbre que genera la pandemia.

Los resultados de Coca-Cola, pese a todo, fueron mejores de lo esperado por los analistas y la firma subía un 1.90% y lideraba las ganancias en el grupo del Dow Jones de Industriales esta mañana.

Desde el comienzo del año, la firma ha perdido un 8% de su valor en bolsa.

- Publicidad -

Deja un comentario