NUEVA YORK.- El comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, se mostró este martes confiado que el brote del COVID-19 que se ha generado dentro de la plantilla de los Marlins de Miami no debe ser considerado como un escenario de “alarma”, dado que está convencido de que los protocolos de seguridad y salud que tienen establecidos están funcionando.

“Creamos protocolos anticipando que tendríamos pruebas positivas en algún momento durante la temporada”, admitió Manfred el lunes por la noche en una entrevista en MLB Network. “Los protocolos se crearon para permitirnos jugar a través de esos casos positivos. Creemos que los protocolos son adecuados para mantener a nuestros jugadores seguros”.

- Publicidad -

Deja un comentario