Estados Unidos.- La muerte de George Floyd a manos de policías en Minnesota ha avivado las tensiones que ya se vivían en varias ciudades de la unión americana por la pandemia, crisis que ha afectado particularmente a las comunidades pobres y de color en salud y desempleo, así como las medidas para mantener el distanciamiento social.

Las protestas comenzaron en Mineápolis y se han extendido por varias ciudades de Estados Unidos, las cuals se han derivado en vandalismo y saqueos. Ayer sábado las manifestaciones han llegado hasta Washington, donde derribaron las barricadas de la Policía y tiraron piedras contra la Casa Blanca.

Estados Unidos vive una semana de crisis y violencia por las protestas contra el racismo tras la muerte de Floyd. Ayer los disturbios se han extendido a otros puntos del país, en el centro de Atlanta, cerca de las oficinas centrales de la cadena de televisión CNN, varios grupos de manifestantes han roto escaparates de comercios, a lo que la policía antidisturbios respondió con el lanzamiento de granadas de gases lacrimógenos.

En Manhattan, multitudes de manifestantes se enfrentaron con agentes de la policia de esa ciudad. En paralelo, el alcalde de NYC, Bill de Blasio, pidió ayer cargos penales contra los policías de Minneapolis involucrados en la detención de Floyd, diciendo que estaba “horrorizado” por el video de su muerte.

Docenas de manifestantes, muchos con máscaras faciales protectoras pero ignorando las reglas de distanciamiento social, se reunieron cerca de las 3 p.m. para marchar alrededor de Union Square, cantando “¡No hay justicia! ¡No paz!” y “F – k la policía”.

Al anochecer, los manifestantes bajaron a las escaleras del Ayuntamiento y llegaron al World Trade Center, antes de dirigirse de nuevo hacia el norte.

Protestas en la ciudad de Nueva York

Cerca de las calles Albany y West, los manifestantes sacaron docenas de barriles de tráfico de gran tamaño de una plataforma de construcción y los arrojaron a la calle.

Las manifestaciones que dieron paso a los disturbios en Minneapolis, y que obligaron al gobierno estatal a desplegar la Guardia Nacional, se extendieron a otros estados y cientos de personas salieron a las calles en California, Chicago, Memphis. Nueva York, Oakland, Ohio, Washington, Atlanta y Colorado.

Solo en Nueva York se reportaron unos 70 arrestos, y al menos uno fue por posesión criminal de un arma, por alguien que supuestamente tenía un cuchillo en la protesta. Y otro por agredir a un oficial de policía al tirar un cubo de basura al aire.

Los disturbios en Minneapolis en las últimas dos noches se han vuelto violentos con tiendas destrozadas y quemadas, mientras los manifestantes piden que sean penalmente acusados los agentes involucrados en la muerte de Floyd.

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, activó anoche la Guardia Nacional del estado en un intento de mantener la paz.

- Publicidad -