Ha causado una gran preocupación entre conocedores de cómo se maneja la diplomacia, especialmente en los Estados Unidos, el accionar del Consulado Dominicano en Miami con la creación de una oficina satélite en la Florida Central (área de Orlando).

Y es que las disposiciones del Departamento de Estado son claras y precisas en el sentido de que ningún Consulado puede establecer oficinas que funcionen como tal en demarcaciones fuera de su jurisdicción.

Consultado al respecto, varios exfuncionarios del Consulado Dominicano en Miami, quienes desempeñaron funciones de Cónsules, Vicecónsules y otras, atribuyeron las razones de esta iniciativa al deseo desmedido del Ing. Jacobo Fernández, Cónsul General de La República Dominicana en Miami, de obtener la mayor cantidad de recursos posible a través de los elevados precios que se cobran a los dominicanos residentes en la Florida por los servicios que se ofrecen, muchos de los cuales entienden ni siquiera son necesarios.

Los Peledeístas también criticaron el hecho de que el Diputado de Ultramar Dr. Ramón Ceballos, quien representa la circunscripción No. 2, elevara una petición al presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, con la finalidad de que ese hemiciclo apruebe una resolución en la que se pida al presidente Luís Abinader la creación de varios Consulados en diferentes Estados y ciudades de la Nación Norteamericana.

Aconsejan al legislador a enfocarse en asuntos mas importantes para la diáspora que le eligió y no a hacerle el juego a quienes sólo aspiran ir a recoger lo poco que muchas veces le queda a quienes han tenido que abandonar su Patria en busca de la mejoría de ellos y los suyos.

Aprovecharon para expresar su preocupación por lo que, según dicen, está pasando en muchos Consulados, donde escandalosamente se están cobrando precios exorbitantes por documentos que, en muchas de las ocasiones, ni siquiera son requeridos para la necesidad que, con ellos, supuestamente, deben cumplir.

Finalmente dijeron no estar de acuerdo con la forma en que se está manejando el Ing. Fernández, ya que, a varios meses de su designación, su presencia física es escasa en las oficinas de la sede Consular, pues, dada su cercanía y amistad con el Presidente Abinader y los negocios personales que posee en el país, escasamente está en sus oficinas y hasta el momento no ha tenido ningún acercamiento a la comunidad de Miami.

- Publicidad -

Deja un comentario