Todavía no es tiempo de enviar a los Bravos a su primera Serie Mundial desde 1999, pero Cristian Pache continúo mostrando el viernes por la noche porqué era mejor confiar en él en la alineación cuando una lesión sacudió a los jardines de Atlanta.

El principal prospecto de los Bravos produjo en ambos lados del juego, en su cuarta apertura consecutiva en la alineación, en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, empujando carrera temprano en el juego y luego robándose un jonrón, aunque los Dodgers ganaron el Juego 5 en el Globe Life Field, 7-3, para evitar la eliminación y forzar un Juego 6.

Pache vino al plato con dos corredores en base y un out, en la segunda entrada. Vio un sinker a 97.8 MPH que fue un strike frente al derecho de Los Ángeles Dustin May y sacó foul a una curva, para caer en el hoyo de 0-2.

El jugador de 21 años, luego envió la tercera oferta a territorio corto del jardín derecho para un sencillo que remolcó a Dansby Swanson desde la tercera base, para poner a Atlanta al frente 2-0.

El batazo le dio a Pache un imparable y una carrera empujada en cada uno de los cuatro partidos en los cuales él ha comenzado jugando en esta serie.

“Creo que todo jugador de béisbol tiene esa clase de sueño, el de alcanzar los playoffs y luego, finalmente, ganar la Serie Mundial”, le dijo Pache a los reporteros antes del Juego 3. “Para mí, no puedo pedir por mucho más. Esto es lo que siempre he querido, poder jugar en este tipo de situaciones”.

Pache fue puesto out con rodados en sus únicos otros dos turnos al bate, el segundo de los cuales fue especialmente costoso.

En la séptima, después que los Bravos comenzaron la entrada con un sencillo de Austin Riley y Johan Camargo fue caminado, Pache conectó un rodado a tercera a un lanzamiento en 3-2 de Víctor González. Justin Turner lo convirtió en una doble matanza 6-4-3 y eliminó la posibilidad de Atlanta hacer un rally, con la parte alta de la alineación detrás de Pache.

La redención vino en la siguiente mitad de la entrada, cuando Max Muncy pegó un elevado de 415 pies por el jardín central. Pache corrió hacia atrás, a la zona de seguridad, saltó a pocos pies de la pared y atrapó lo que probablemente hubiese sido el cuarto jonrón de los Dodgers en el juego.

Eso fue un gran ajuste, para el prospecto No. 10 en general de MLB Pipeline, quien antes se aventuró muy cerca de la pared, para hacer un esfuerzo similar en uno de los dos jonrones de Corey Seager en el Juego 5.

El trabajo de Pache con el guante es por lo que el nativo de República Dominicana fue movido al jardín central, una vez Adam Duvall fue sacado del Juego 1 y por el resto de la serie, con rigidez en el oblicuo izquierdo.

Ahora Pache tiene una carrera en cada uno de los cuatro juegos que ha iniciado, habiendo pegado un doble empujador en el Juego 2 y disparado su primer jonrón en las Grandes Ligas, en el Juego 3.

“Realmente estoy contento por él”, dijo después del Juego 3 el manager de los Bravos, Brian Snitker. “Él ha tenido algunos buenos turnos al bate desde que lo pusimos ahí, y eso es grandioso. Este es un gran espacio de entrenamiento para él y una gran experiencia. Se ha manejado realmente muy bien”.

(TRADUCIDO DE MLB.COM)

 

- Publicidad -

Deja un comentario