Hace casi 60 años, para ser exactos el 26 de septiembre de 1960, se llevó a cabo el primer debate presidencial televisado de la historia entre Richard Nixon y John F. Kennedy. Ese histórico hecho marcó la política de Estados Unidos, actualmente emulado por muchos países.

La palabra debate se define de la siguiente forma: Discusión en la que dos o más personas opinan acerca de uno o varios temas y en la que cada uno expone sus ideas y defiende sus opiniones e intereses.

Hoy en día es prácticamente una obligación que candidatos presidenciales de Estados Unidos presenten soluciones a los problemas actuales de la población, acompañados de propuestas para el fortalecimiento de la nación y las relaciones internacionales. De un candidato negar su participación sería estrepitoso para sus aspiraciones presidenciales.

Expuesto lo anterior, en República Dominicana todavía no se ha celebrado un debate presidencial, aunque en años anteriores diferentes candidatos lo han propuesto, pero nunca ha prosperado.

Por qué traigo este tema a colación, pues creo que no habrá ocasión más perfecta para iniciar con dicha práctica en la política dominicana. La situación a raíz del Covid-19 dejará detrás (Gracias a Dios) las caravanas, mítines y reuniones que han sido una manera arcaica de propaganda de aspirantes políticos.

El escenario está perfecto para abordar temas de interés en la población, como son: planes para la reactivación de la economía, salud, educación, corrupción, seguridad ciudadana y etc.) podríamos contar con una propuesta semanal televisiva, hasta el momento de las elecciones, donde nuestros candidatos presidenciales expongan sus ideas. Entendemos que captaría la atención del dominicano y ayudaría a que se queden en sus casas ya que se mantendrían pegados frente a su televisor con ansias de ver soluciones a los problemas que desde años nos avecinan.

En la política debemos ir avanzando y dejando atrás formas que en NADA contribuyen. Aprovechar la ocasión e iniciar a debatir nuestro futuro en estos días de confinamiento.

- Publicidad -

Deja un comentario