El general del Ejército, Gus F. Perna, director de operaciones de Operation Warp Speed, informa a los medios sobre la operación Warp Speed y la distribución de la vacuna COVID-19, el sábado pasado. (Foto: Cortesía Defense Department).

La vacuna contra el COVID-19 recién aprobada comenzará a distribuirse a los estados de todo Estados Unidos el lunes 14 de diciembre, según funcionarios de la Operación Warp Speed.

Washington, D.C.—Las empresas de transporte UPS y FedEx están ayudando a enviar la vacuna, que fue creada por Pfizer, con sede en EE.UU., y BioNTech, con sede en Alemania.

Pfizer, McKesson y las agencias policiales federales y locales están trabajando con funcionarios de la administración Trump para garantizar la seguridad de la vacuna.

“No se equivoquen, la distribución ha comenzado”, dijo el general Gus Perna, director de operaciones de Operation Warp Speed, en una conferencia de prensa en Washington.

“En este momento, las cajas se están empaquetando y cargando con vacunas, poniendo énfasis en el control de calidad. En las próximas 24 horas, comenzarán a trasladar la vacuna desde las instalaciones de fabricación de Pfizer a los centros de UPS y FedEx, y luego se enviarán a 636 ubicaciones en todo el país, que fueron identificadas por los estados y territorios.“ La vacuna debe almacenarse en todo momento a alrededor de -94 grados F (-70 grados C) para garantizar su efectividad. Las autoridades esperan que 145 lugares en los Estados Unidos reciban la vacuna el lunes, otros 425 reciban las dosis el martes y los 66 lugares restantes reciban la vacuna el miércoles.

Si todo sale según lo planeado, se completará la entrega inicial de 2.9 millones de dosis, que serán seguidas de una segunda inyección de la vacuna en 21 días.

Los kits de administración de vacunas ya se han enviado a los sitios, al igual que las tarjetas de vacunación. Los kits incluyen agujas, jeringas y otros suministros necesarios para inyectar la vacuna.

La Operación Warp Speed es un esfuerzo de la administración del presidente Donald Trump que se centró en acelerar el desarrollo de vacunas y terapias contra el COVID-19, la enfermedad causada por el virus de origen chino.

La Administración de Alimentos y Medicamentos otorgó la autorización de emergencia para la vacuna de Pfizer el jueves. Las autoridades están listas para autorizar una segunda vacuna, de Moderna, con sede en Estados Unidos, la próxima semana.

No se colocaron previamente dosis de vacuna porque los funcionarios no querían suponer que la vacuna estaría autorizada, dijo Perna a los periodistas. El cronograma sigue en camino para distribuir y administrar 40 millones de dosis para fin de mes.

Una junta asesora del gobierno recomendó que las primeras dosis se administren a los trabajadores de atención médica de primera línea y a los residentes de largo plazo de centros de atención a la salud. En última instancia, los gobernadores deciden dónde se distribuyen y administran las dosis.

La fabricación de la vacuna comenzó en el verano, incluso cuando aún se estaban realizando ensayos clínicos. El general Perna comparó el primer día de distribución con el Día D, cuando tuvo lugar una batalla fundamental durante la Segunda Guerra Mundial.

Rosemary Santana

- Publicidad -

Deja un comentario