El Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 arriba este mes al séptimo aniversario, y su dirección quiere dar a conocer los logros alcanzados desde que este servicio empezó a operar el 31 de mayo de 2014, a las 12:00 de la noche.

Los 30,525,054 de llamadas recibidas desde entonces, hablan de la demanda que ha tenido la población dominicana, aunque el dato de que solo 3,408,000 de ese total constituyeron una emergencia real, también refleja el uso innecesario que de esa línea hacen los ciudadanos.

El director ejecutivo del 9-1-1, general de brigada Vicente Mota Medina, calcula en un 78 % las llamadas recibidas que son molestosas o no productivas, realizadas por personas que llaman por error, por broma o de parte de niños que manipulan teléfonos de los adultos.

Se queja de que este tipo de llamadas, penadas en muchos casos por la ley con multas superiores a los cinco salarios mínimos y prisión de hasta 10 años en algunos casos, entorpecen las operaciones del sistema, y generan colas de ciudadanos que sí necesitan una asistencia.

Mota Medina recuerda que ya el 9-1-1 arropa al 91.7 % de la población nacional, tras la incorporación, durante los primeros cien días de la actual gestión de gobierno, de las provincias Hato Mayor, El Seibo, Valverde Mao y San José de Ocoa al sistema de emergencia.

Las cifras que maneja muestran que, a lo largo de sus operaciones ha realizado más de 1,350,000 traslados sanitarios, pues no todas las emergencias ameritan de un movimiento de este tipo. También hubo más de 592,845 emergencias en las que tuvo que intervenir la Policía Nacional por tratarse de casos de violencia, incluida la violencia doméstica o riñas, que son las más frecuentes en ese tipo.

A través de la captación del uso de sus cámaras de videovigilancia han podido detectar más de 511,000 avistamientos de situaciones donde ha tenido que intervenir la Policía. De esos, 23,875 casos ocurrieron este año, entre el 1 de enero al 7 de mayo.

Mota Medina, quien fue el invitado especial del Diálogo Libre, que esta semana estuvo bajo la conducción del subdirector de Diario Libre, Benjamín Morales, también destacó el aporte que ha significado su sistema de videovigilancia, compuesto de más de 4,300 cámaras.

“En el área donde tenemos cobertura con este sistema, cuando ocurre un hecho considerado infracción y una cámara lo detecta, se dan dos circunstancias: el operador desde que lo detecta, rápidamente despacha una unidad. Es de forma preventiva… pero estas imágenes constituyen medios de prueba para sometimiento de personas, muchos casos se resuelven con las cámaras”.

El oficial recuerda que, sin bien esas imágenes están al servicio de la población, debido a su carácter de confidencialidad y derecho a la intimidad, las mismas deben ser requeridas a través del ministerio público correspondiente o con orden judicial.

Las acciones realizadas le han permitido al sistema 9-1-1 ganarse la buena valoración de la gente, según sostiene Mota Medina.

“En el porcentaje de satisfacción global hablamos de que la ciudadanía nos otorga un 90.12 % de satisfacción, y eso no es así, de forma aérea que se dice. Eso está fundamentado en más de 69,119 encuestas que se han realizado desde que se inició el sistema”, argumenta.

Fuente: https://www.diariolibre.com

- Publicidad -

Deja un comentario