Debido a la paralización de la temporadas 2020 de Las Grandes Ligas y la posposición de los Juegos Olímpicos proyectados para celebrarse en Japón, la quinta edición del Clásico Mundial de Béisbol será suspendida, debido a la pandemia del COVID-19, dijeron fuentes anónimas, pero muy confiables.

Las fuentes manifestaron que para los organizadores, el clásico no es la prioridad en estos momentos y que lo único que falta es el anuncio oficial de la cancelación de la actividad, expresaron.

El Clásico Mundial, es el único evento de naciones en el que participan los peloteros de las ligas mayores estadounidenses, y el mismo estaba programado para celebrarse del 9 al 23 de marzo del 2021 en tres países; Estados Unidos, Japón y Taiwán. Las cuatro versiones anteriores se realizaron en 2006, 2009, 2013 y 2017.

El evento es organizado por World Baseball Classic Inc., entidad compuesta por la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés), la oficina del comisionado de Grandes Ligas (MLB) y la Asociación de Peloteros de las ligas mayores (MLBPA), en conjunto con las ligas profesionales de Japón (NPB) y Coreal del Sur (KBO).

Debido a que el torneo forma parte del actual Acuerdo Laboral Colectivo (CBA) entre MLB y su sindicato de jugadores, que vence en diciembre del 2021, reprogramar el torneo deberá ser negociado. Los organizadores no creen que el Clásico Mundial se pueda volver a jugar antes del 2023.

“El Clásico Mundial sancionado por la WBSC está organizado conjuntamente por la MLB y la Asociación de Jugadores de la MLB, con quienes estamos en contacto constante”, dijo la WBSC en una declaración enviada a ESPN Digital.

“Junto con la MLB, revisamos periódicamente el estado y cualquier posible cambio en el torneo en general, y también, actualmente, debido a las medidas de seguridad implementadas con respecto a la pandemia de coronavirus”, reza el comunicado.

En febrero se anunció que el quinto Clásico Mundial se jugaría en el Taichung Intercontinental Baseball Stadium de Taichung, Taiwán; el Tokyo Dome en Tokio, Japón, así como en el Chase Field de los Arizona Diamondbacks en Phoenix, Arizona, y el Marlins Park de los Miami Marlins en Miami, Florida.

Por primera vez se aumentó a 20 la lista de competidores y un estadio, el Marlins Park, fue declarado sede de tres rondas en el mismo evento. A Miami se le asignó el Grupo D de primera ronda, cuartos de finales, semifinales y la gran final.

Los 16 países que participaron en el 2017 fueron invitados automáticos (Australia, Canadá, China, Colombia, Cuba, República Dominicana, Taiwán, Israel, Italia, Japón, Corea del Sur, Netherlands, México, Puerto Rico, Estados Unidos y Venezuela), mientras que los otros cuatro saldrían de dos torneos clasificatorios.

Alemania, Brasil, Francia, Nicaragua, Pakistán, Sudáfrica, Filipinas, Gran Bretaña, Nueva Zelanda, Panamá y República Checa tenían programado participar en dos torneos “preclásico” del 12 al 25 de marzo en Tucson, Arizona, pero esas competencias fueron canceladas por el coronavirus, que además suspendió la eliminatoria de América para el béisbol de los Juegos Olímpicos de Tokio, cuando la MLB cerró sus campos de entrenamientos el 12 de marzo.

Para enredar un poco más la situación, tres semanas después fueron aplazados para el próximo año, los Juegos Olímpicos que debieron celebrarse en este verano en la capital japonesa.

Entrando a la tercera semana de mayo, ni la MLB ni la NPB tienen fechas concretas para comenzar sus temporadas.

Desde que comenzó a fraguarse la idea del Clásico Mundial, los organizadores optaron por agendarlo en un año en que no coincidiera con otros grandes eventos, como los Juegos Olímpicos o la Copa Mundial de Fútbol. Aunque el primero tuvo que jugarse en el 2006 (coincidiendo con la Copa Mundial de Alemania), el segundo fue adelantado al 2009, para posteriormente comenzar el ciclo normal de cuatro años entre eventos.

La NPB, que nunca ha sido fanática de jugar el Clásico Mundial en marzo, sugirió en abril que la reprogramación de los Juegos Olímpicos, que la obligará a adelantar su temporada, pondría en duda la participación de Japón en el gran campeonato global de pelota.

“Pensando en nuestro calendario para el próximo año, hay cosas de las que quiero hablar pronto y reunirnos con los organizadores”, dijo Atsushi Ihara, secretario general de la liga nipona.

Servicios combinados

Anuncios
- Publicidad -

Deja un comentario