Servicios combinados

El presidente Donald Trump confirmó este viernes que Estados Unidos dejará oficialmente de formar parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo al que acusó de estar “controlado por China”.

“Debido a que no han realizado las reformas solicitadas y muy necesarias, terminaremos nuestra relación con la Organización Mundial de la Salud y redirigiremos esos fondos a otras necesidades salud pública mundial urgentes y globales”, afirmó el mandatario, sin dar mayores detalles.

La noticia se conoce en momentos que Estados Unidos alcanza los 1,77 millones de contagios de coronavirus, con más de 103.000 muertes, siendo el país más afectado por la pandemia.

Al hablar desde los jardines de la Casa Blanca ante los medios, aunque sin aceptar preguntas, Trump dijo que “China tiene el control total de la OMS aportando apenas 40 millones de dólares al año, comparado con lo que paga Estados Unidos, casi 450 millones”, por lo que habló de un trato “injusto”.

“China controla la OMS y logró que se engañara al mundo. Necesitamos transparencia. Dejaron que las personas contagiadas viajaran por todo el planeta”, añadió.

El Jefe de Estado también remarcó que “el mundo necesita respuestas de China sobre el virus”. “¿Cómo es posible que China no dejara a la gente salir de Wuhan para ir a otras partes del país pero sí les dejara viajar al extranjero?”, se preguntó. Y aseguró: “No fueron a Pekín (los infectados), pudieron salir libremente del país y viajar por el mundo, incluido Europa y Estados Unidos”.

Además, sostuvo que las autoridades del gigante asiático “ignoraron” sus obligaciones de reportarle a la OMS y la presionaron para engañar al mundo cuando se descubrió el virus.

En abril pasado, Trump anunció que dejaría de financiar a la OMS al asegurar que la gestión del organismo en el inicio de la pandemia del coronavirus fue “desastrosa” y que ayudó a “encubrir” el brote inicial en China.

“El mundo recibió todo tipo de información falsa. Si la OMS hubiera ido a China a supervisar el brote se habrían salvado más vidas”, dijo y luego calculó: “Su confianza en los datos de China quizás causó un incremento de 20 veces más en el número de casos en el mundo”.

- Publicidad -