República Dominicana: La escasez de combustible que afecta a Haití obligó al consulado dominicano en Puerto Príncipe a cerrar sus puertas la pasada semana, según los reportes de los medios locales de ese país.

La explicación del cierre la ofreció la misión diplomática dominicana, al colocar en la fachada del edificio una hoja, fechada del sábado 6 de noviembre, con la información.

“La Administración del Consulado General informa que el consulado fue cerrado por la escasez de combustible, lo que impidió el normal funcionamiento. Reanudaremos el horario habitual a partir de este lunes 8 de noviembre”, se lee en la imagen del cartel publicado por los periódicos.

Ya la Asociación de Propietarios de Bancos comunicó que las ventanillas abrirán los lunes, miércoles y viernes de 8:30 de la mañana a 2:00 de la tarde.

La ONG internacional Médicos Sin Fronteras anunció a finales de octubre que se ve obligada a limitar los pacientes en su hospital traumatológico en Tabarre, Puerto Príncipe, por la escasez de combustible.

“También se ha interrumpido el funcionamiento de muchas otras estructuras médicas, tanto privadas como públicas”, dijo.

Esta situación de desabastecimiento provoca que los haitianos, sobre todo quienes participan en el comercio en el mercado binacional, crucen hacia la República Dominicana a conseguir gasolina en las estaciones, que están resguardadas por militares dominicanos por si surgen inconvenientes durante el despacho.

La ONU preocupada

La Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití (Binuh, en francés) dijo estar “extremadamente” preocupada por el desabastecimiento de combustible y dijo que la situación constituye un “serio obstáculo” para la prestación de servicios esenciales.

La Binuh llamó a todos los actores involucrados en la situación a realizar todos los esfuerzos necesarios para garantizar un suministro de combustible sostenible y seguro en el país.

El organismo instó a las partes interesadas a abstenerse de cualquier acción que pueda comprometer las entregas de combustible, recurso esencial para la vida diaria.

“La falta de entrega de productos petrolíferos constituye un serio obstáculo para la prestación de servicios esenciales, así como para el movimiento de personas y mercancías. Afecta especialmente a hospitales, centros médicos, medios de comunicación e instituciones públicas”, manifestó en un comunicado publicado en la página web del Binuh.

Sigue servicio de transporte

Tres empresas de servicios de transporte de personas mantienen sus rutas internacionales desde la República Dominicana hacia diferentes lugares en Haití, un país que vive un problema de inseguridad.

Caribe Tours, Metro Servicios Turísticos y Asotour, consultados por Diario Libre, informaron que el servicio se mantiene y afirmaron que hasta el momento no han tenido inconvenientes. Dejan de viajar cuando hay una huelga general que no les permite entrar a Haití.

Francisco Marmolejo, gerente de Operaciones de Caribe Tours, contó que se toman todas las medidas de seguridad debida antes de viajar, aunque no especificó cuáles.

Indicó que siempre están en contacto con personas en Haití, quienes les informan cómo está la situación.

“Todavía no hemos tenido ningún tipo de problema”, dijo Marmolejo. Caribe Tours están viajando desde la República Dominicana hacia Tabarre, Cabo Haitiano y Pétion-Ville. Se realizan cuatro viajes diarios, tanto desde Santo Domingo como de Haití.

En tanto que en Metro solo están saliendo dos autobuses hacia Tabarre y Pétion-Ville, de acuerdo con Michaelle Durandis, la encargada de esa ruta internacional.

“Todavía estamos viajando bien. Lo único es que no hay mucha gente viajando para Haití, pero está bien”, agregó Durandis, quien dijo que cuentan con personal de seguridad en los autobuses.

Lo mismo se informó desde Asotour, desde donde se viaja todos los días hasta Saint-Martin (Delmas), en la capital haitiana de Puerto Príncipe. Sunilda Céspedes, del área de Organización, explicó que ellos cuentan con personas que los guían hasta llegar a la terminal.

El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, aconsejó a los dominicanos el pasado 25 de octubre no viajar a Haití, ante la falta de seguridad en el vecino país.

La situación llevó al Gobierno dominicano a reforzar la frontera terrestre que comparten ambos países, con la distribución de 12,000 hombres, desde Montecristi hasta Pedernales.

El Gobierno dominicano también tomó medidas migratorias tendentes a limitar la inmigración desde Haití como dar tres meses a los empleadores y empresas para que regulen a sus trabajadores extranjeros, sobre todo la mano de obra haitiana.

Fuente: https://www.diariolibre.com

- Publicidad -

Deja un comentario