SAN PEDRO DE MACORÍS.- El jugador del cuadro de las Estrellas Gustavo Núñez manifestó que está listo para jugar donde decida el manager José Alguacil, en la temporada que comenzará el 15 de noviembre.

Núñez, quien asegura que se encuentra en perfectas condiciones físicas, observó que su deseo es contribuir para que las Estrellas ganen el torneo, como hicieron en la campaña 2018-2019.

“Lo que queremos es traer otro campeonato para San Pedro”, señaló el jugador petromacorisano, en una entrevista difundida por la dirección de prensa de las Estrellas.

El veterano jugador explicó que durante la actual pandemia se ha mantenido entrenando y que por tal razón se encuentra en buenas condiciones físicas, en las prácticas del club, en el Estadio Tetelo Vargas.

Nuñez puede jugar con eficiencia en el campo corto –su posición original- y en la intermedia. También ha defendido ocasionalmente la tercera base.

Las Estrellas cuentan, además de él, con varios jugadores jóvenes para la defensa del campo corto y la segunda base, como son los casos de los torpederos Jeremy Peña y Santiago Espinal, así como el intermedista Domingo Leyba.

Peña se encuentra en la Liga Instruccional, por recomendación de su organización en los Estados Unidos (Astros de Houston). Espinal, quien debutó este año en Grandes Ligas, atiende por el momento asuntos personales en ese país. Pero ha manifestado su interés de jugar en la venidera campaña.

Leyba, el intermedista titular del club en las pasadas dos temporadas, las cuales no ha jugado completas, está entrenando con el equipo desde el primer día de prácticas, y aun antes, en un minicampamento opcional, de tres días.

Núñez manifestó que está dispuesto a aportar su experiencia, con sus consejos, a esos jugadores jóvenes.

La temporada pasada, Núñez vio acción en 33 juegos de las Estrellas, con 94 apariciones en el plato; antes de actuar en el Round Robin como refuerzo de ocasión de los Leones del Escogido, para quienes bateó .288, en 17 juegos y 73 apariciones en el plato, como titular en la alineación.

Con los Leones defendió el campo corto y la segunda base, para el equipo de sus primeras tres temporadas en el béisbol dominicano, antes de pasar en un cambio a las Estrellas.

Con 10 temporadas a cuestas en el circuito local, a los 32 años de edad, el experimentado bateador ambidextro es todavía considerado en el mismo como uno de los mejores jugadores defensivos en el medio del terreno, en el cuadro interior.

- Publicidad -

Deja un comentario