Servicios combinados

El anuncio se produce después de una búsqueda llevada a cabo en estricto secreto. La mayoría de los asesores de campaña, donantes e incluso muchos viejos amigos de Biden mantuvieron la reserva sobre el tema.

“Tengo el gran honor de anunciar que he elegido a Kamala Harris”, tuiteó Biden, quien calificó a su compañera como una “luchadora intrépida”.

Biden y Harris aceptarán formalmente sus candidaturas la próxima semana durante la Convención Nacional Demócrata, que se llevará a cabo desde varios lugares del país debido a la pandemia de coronavirus.

En su primera reacción, Harris dijo que “hará lo que sea necesario” para que Biden sea “nuestro comandante en jefe”.

Luego del anuncio, la página de Internet de la campaña demócrata se actualizó con una imagen de ambos.

La campaña de Biden anunció que Joe Biden y Kamala Harris darán declaraciones mañana en Wilmington, Delaware. No se ha anunciado la hora del evento.

El camino a la selección

Harris fue una de las aspirantes a la nominación demócrata, y también se destacó dentro del partido cuando le tocó interrogar a los candidatos designados por el presidente Donald Trump en las audiencias del Senado. Entre ellos estaban los entonces aspirantes a la Secretaría de Justicia, Jeff Sessions, y a la Corte Suprema, Brett Kavanaugh.

La senadora es la tercera mujer seleccionada como aspirante a vicepresidente tras la demócrata Geraldine Ferraro en 1984 y la republicana Sarah Palin (2008), y es un compromiso que hizo Biden hace algunos meses.

La selección de Harris se produce meses después de que Biden se comprometiera a elegir a una mujer para que se uniera a él en la lista demócrata. Harris, de 55 años, es ahora la tercera mujer en servir como candidata a vicepresidente de un partido político importante, después de Geraldine Ferraro como la aspirante vicepresidencial demócrata en 1984 y Sarah Palin como aspirante vicepresidencial republicana en 2008.

Consciente de que su edad podría ser una preocupación para algunos votantes, Biden, de 77 años, ha dicho que es “un puente” hacia una nueva lista de líderes demócratas. Al seleccionar a Harris, más de 20 años menor que él, ha encumbrado a una dirigente de las generaciones más jóvenes del partido.

Durante varias semanas se consideraron varios nombres para acompañar a Biden, pero Harris era vista como la opción más probable no solo por su experiencia actual como senadora, sino por sus pasadas experiencias como fiscal general de California y fiscal de distrito de San Francisco.

Entre esos nombres estaban los de la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms y las representantes de California, Karen Bass, y Florida, Val Demings, pero ninguna de ellas se había sometido al escrutinio de los votantes demócratas como Harris, ni tampoco tenían experiencia en todos los niveles de la política. Con su origen multirracial -es hija de dos inmigrantes-, sus aliados creían que podía complementar a Biden como símbolo de un país cambiante.

Con todo, algunos miembros del equipo de Biden se resistían a elegir a Harris. Un artículo reciente de Político señaló que el ex senador Chris Dodd de Connecticut, quien estaba ayudando a seleccionar aspirantes, todavía estaba molesto por su ataque a Biden durante un debate de junio de 2019 en Miami, cuando Harris criticó su trabajo con senadores segregacionistas.

Como compañera de fórmula, Harris podría aportar en el momento turbulento que vive EE.UU. Muchos de los temas que ha trabajado durante su carrera política -incluida la reforma de la justicia penal, de la atención médica para los negros y la lucha contra la desigualdad de ingresos- han pasado a primer plano: la pandemia de coronavirus —que se ha ensañado con las comunidades negras—, la lucha contra el racismo sistémico y la recesión económica.

Las reacciones 

La Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) dijo que el nombramiento de Harris como compañera de fórmula de Joe Biden es un “momento decisivo en la historia de EE.UU.”.

Demócratas prominentes, incluida la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el expresidente Bill Clinton, respaldaron la nominación de Harris en Twitter.

 

Pelosi dijo que Harris “continuará su legado de liderazgo pionero para hacer avanzar a nuestra nación”.

La excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton dijo que Harris será una “socia fuerte” de Biden.

El ex aspirante presidencial demócrata Andrew Yang dijo que la senadora está “lista para hacer historia”.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, felicitó a Harris y Biden por un “boleto electoral histórico”’

Stacey Abrams y Gretchen Whitmer, otras dos contendientes a la vicepresidencia, elogiaron la decisión de Joe Biden. Abrams tuiteó que está encantada de apoyar a Harris como la próxima vicepresidenta y que el enfoque del virtual aspirante demócrata es “llegar a todos los rincones de nuestro país”.

Una fuente cercana al proceso comentó que Obama “no puso su dedo en la balanza para inclinarla hacia candidata alguna, pero brindó asesoría de alto nivel y fue una caja de resonancia cuando el vicepresidente tomó su decisión”.

Una de las razones por las que Obama seleccionó a Biden hace 12 años como su acompañante fue que Biden había tenido experiencia en el escenario nacional después de postularse dos veces para presidente y participar en debates. Fue esa misma cualidad la que también contribuyó a que Biden eligiera a Harris, dada su experiencia como aspirante presidencial en las primarias de 2020.

Un amigo de Biden dijo que el ex vicepresidente examinó con detenimiento a casi una docena de mujeres en su búsqueda y Harris «siempre tuvo sentido para él». Fue una búsqueda deliberada, buscando una socia gobernante y una compañera de equipo leal.

A lo largo del proceso, Biden habló a menudo sobre la naturaleza dolorosa de una carrera presidencial, en particular la campaña electoral general que se avecinaba con el presidente Trump, y creía que la experiencia era fundamental.

Eso contribuyó a que Biden comenzara y terminara su búsqueda con Harris.

- Publicidad -