Servicios combinados

Santo Domingo.- El asesor honorífico del Poder Ejecutivo en política de seguridad y sistema penitenciario, Roberto Santana, informó que La Nueva Victoria será dividida en ocho prisiones, debido a la cantidad de privados de libertad que se encuentran allí.

“Tenemos el trabajo de subdividir en ocho prisiones distintas, a lo que se denomina La Nueva Victoria, porque agruparon a nueve mil privados de libertad en un solo recinto, algo totalmente desaconsejados por los organismos internacionales, que dicen que las prisiones deben ser pequeñas, por razones de salud y seguridad”.

Santana, quien fue designado hoy jueves por el mandatario Luis Abinader, indicó además, que a dicho penitenciario le sustituyeron el nombre por Centro de Corrección y Rehabilitación Las Parras, y que cuando estén dadas las condiciones sin prisa proselitistas, será inaugurado.

“La Nueva Victoria está en proceso de construcción, porque fue prematuramente inaugurada (por el Gobierno del expresidente Danilo Medina) sin tener electricidad, sin tener agua y sin tener el personal, porque faltan 1500 personas para poder encargarse de los reos”, sostuvo el asesor.

De acuerdo a la gestión pasada, en La Nueva Victoria se construyeron 88 celdas acondicionadas para personas con movilidad reducida, además hay 23 canchas de baloncesto, un ring de boxeo, gimnasios al aire libre.

También indicaron que cuenta con un personal médico y psicológico, así como con las áreas definidas y debidamente equipadas, para dar ese servicio a los internos.

Resaltaron que los estándares del centro carcelario, cumplen tan bien con las normas internacionales, que por eso la OEA realizó aquí la IV Reunión de Autoridades Responsables de las políticas Penitenciarias y Carcelarias de los Estados miembros, “para tomar como ejemplo a la República Dominicana con el Plan de Humanización del sistema penitenciario, y en particular con la construcción de La Nueva Victoria”.

Gobierno ve “posibilidad” que se bloqueen llamadas en cárceles

El presidente Luis Abinader anunció que analizan la posibilidad de instalar una tecnología que bloquee las llamadas desde las cárceles, a fin de evitar los crímenes organizados desde allí.

“Con el sistema tradicional de cárceles que hay actualmente y en lo que nosotros hacemos la reforma tenemos que contratar muy posiblemente esos bloqueadores con la tecnología que sea más confiable”, manifestó el presidente.

A pesar de este planteamiento, Abinader sostuvo que una vez alcanzado un nivel penitenciario totalmente reformado, no se contemplaría este tipo de crímenes desde las cárceles, por lo que estas medidas no serían implementadas a futuro.

Esta declaración fue dada a conocer durante una reunión donde se expuso el Plan de Roforma Penitenciaria en el país.

- Publicidad -

Deja un comentario