Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos
ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos.
Viktor Frankl

Por: Dr. Fausto Mota García

Ante los insatisfactorios resultados por la aplastante derrota que en el plano municipal se le infligiera al Dr. Mario Hidalgo en la ciudad de La Vega, la misma afectó la imagen de Julio Cesar Correa quien fue jefe de campaña de esa épica contienda que resultó decepcionante. Esa adversidad trajo como consecuencia que dos nuevos jefes de campaña emergieran: el experimentado Euclides Sánchez por el PLD; y el prometedor alcalde vegano Ing. Kelvin Cruz por el PRM.

Todo parece indicar que los estrategas del partido de gobierno, o quizás el mismo candidato a senador, tomaron el toro por los cuernos y modificaron el Estamento de Mando Superior para la campaña presidencial y congresual del 5 de julio 2020. Existe un consenso en que se cometieron errores innecesarios e infantiles en la campaña municipal de marzo 2020, los cuales no se deben repetir si se aspiran frutos diferentes.

La primera medida ahora fue designar un nuevo jefe de campaña que recayó en el Ing. Euclides Sánchez, quien dirigirá su propia campaña. ¿Extraño? El ing. Correa fue designado como director operativo, claro por implicar una degradación, quizás se apeló a su desarrollo para que él asimilara. No obstante, al parecer, los números no estaban cambiando favorablemente; y entonces la Alta Dirección de Campaña decidió enviar a enlazar a La Vega al hombre fuerte del gobierno, es decir, a José Ramón Peralta, y enviar a Correa fuera de La Vega, asignándole mayor responsabilidad. Hoy lo que se dice en círculos estrechos es que desde que José Ramón llegó a La Vega las cosas han empezado a mejorar sustancialmente. Esperemos…

Ahora se afirma que, el avance logrado por el equipo contrario encabezado por el Ing. Kelvin Cruz va disminuyendo, y que ya existe un empate técnico en la demarcación vegana. Al entrar en la recta final de campaña se proyecta una gran abstención y se espera una lucha cuerpo a cuerpo entre dos adversarios políticos que se caracterizan por su afabilidad y por cultivar excelentes relaciones. Claro, una cosa es lo personal y otra lo político; ahora viene un enfrentamiento de estrategias, tácticas y jugadas que definirán si Kelvin se eleva a nivel de un gran gladiador, vencedor; o si Euclides vuelve a mantener su alto vuelo y logra derrotar al joven oponente.

En esa dicotomía se configura el tablero político vegano y nuevas expectativas definirán a vencedores y vencidos. La lucha política se nutre de realidades y también están determinadas por asuntos coyunturales y de correlación de fuerzas, las cuales pueden estar influenciadas por factores exógenos. En la ciudad de La Vega el enfrentamiento luce muy cerrado en lo presidencial y congresual. Los partidos se dividirán los diputados, un partido obtendrá tres curules en la circunscripción número uno y el otro dos. En la circunscripción número dos, cada partido logrará un diputado. En lo Senatorial es donde las cosas parecen indefinidas por la lucha muy pareja entre el Senador y Genao quien es buen gladiador y posible ganador. Al entrar a este episodio final sólo nos queda esperar y desear lo mejor a cada contendor. Ojala nuestros electores vayan a votar, que no esperen que otro decida su futuro. Esperamos que voten y lo hagan pensando en los mejores intereses del país. ¡Amén!

- Publicidad -

Deja un comentario