Servicios combinados

EE.UU.- Los Angeles Lakers dieron un contundente golpe en el Juego 1 de las Finales de NBA al vencer a Miami Heat 116-98 ayer miércoles por la noche.

Anthony Davis, quien vive las primeras Finales de su carrera, tuvo una noche espectacular de 34 puntos.

“Significa mucho (que mi papá esté aquí) siempre ha sido el que me ha apoyado”, contó Anthony Davis post juego. “Mi papá siempre ha estado en mis juegos como local, está muy orgulloso de mí y el que esté aquí viéndome en mis primeras finales es maravilloso”.

LeBron James se quedó a una asistencia de una noche de triple-doble con 25 puntos, 13 rebotes y 9 asistencias. Pese a la victoria, LeBron no estaba contento con la manera que el equipo cerró el juego. Lakers llegó a tener ventaja en el marcador de hasta 32 unidades sobre el rival y Miami, sin sus titulares, logró acortarla en el último cuarto.

“Tenemos mucho trabajo aún por hacer, el trabajo todavía no está hecho, no estamos satisfechos, solamente ganamos un juego”, dijo un serio LeBron James que había perdido los juegos 1 en sus últimas 7 visitas a las finales.

La peor pesadilla de todo equipo y más en el escenario de una final, es el tema de lesiones. El coach Erik Spoelstra vio cómo su estrella Jimmy Butler se lesionó el tobillo izquierdo hacia el final de la primera mitad. Butler regresó al juego pese a la molestia y finalizó con 23 unidades para el Heat.

“Me duele un poco, pero estaré bien con el tratamiento y listo para el Juego 2. Tengo que estar listo, voy a estar bien”, dijo Butler respecto a su tobillo.

Las malas noticias no terminaron ahí, pues Goran Dragic ya había abandonado el juego durante el segundo cuarto, con una lesión en la planta del pie izquierdo que pone en duda su continuidad para el resto de las Finales, mientras que Bam Adebayo, abandonó la duela en el tercer episodio por una lesión en el hombro izquierdo.

“Más allá de las lesiones, los Lakers marcaron el ritmo, el aspecto físico del juego, tomaron el control y no fuimos capaces de recuperarlo”, dijo el coach Spoelstra. “Evaluaremos a los lesionados mañana”.

Miami Heat había empezado el juego de gran manera, superó a los angelinos en los primeros 6 minutos de acción con una ventaja de 23-10, pero a partir de ese momento, Lakers despertó, tomó la ventaja y no volteó atrás.

“Salimos muy lentos en los primeros 5 o 6 minutos del juego, después Kentavious Caldwell-Pope (KCP) nos salvó con esos dos triples, debemos salir con más urgencia desde el arranque, pero fue bueno conseguir la victoria. No nos gustó cómo terminamos el juego tampoco, no es mentalidad de campeonato, trataremos de mejorar”, dijo Davis.

En general, Lakers fue superior en el trámite del encuentro. Cinco jugadores de los angelinos finalizaron con dobles dígitos, AD con 34, LeBron 25, Danny Green 11, Kentavious Caldwell-Pope 13 y Alex Caruso 10. Superaron a Miami en rebotes 54-36, encestaron 15 triples y tuvieron una efectividad del 92.6% desde la línea de tiros libres (25 de 27).

“Siempre protegemos eso (no caer en excesos de confianza) sobre todo por el respeto que le tenemos al rival, no solamente a los titulares, sino la banca, el trabajo que hicieron cuando entraron fue muy bueno. Es una victoria nuestra, estamos felices, pero no podemos quitar el pie del pedal”, sentenció el coach angelino, Frank Vogel.

En unas Finales diferentes sin aficionados desde lab urbuja de Orlando, los equipos saltarán a la duela para el Juego 2 el viernes.

- Publicidad -

Deja un comentario