Diciembre 2019, fecha en que conocimos el personaje que ha cambiado el estilo de vida del planeta, que ha resquebrajado los sistemas de salud mundial, que ha ocasionado muertes, incertidumbre, pánico y miedo. El Corona Virus 2019 nCOV llamado Covid 19 el cual es causante del síndrome respiratorio agudo severo, no es más que una enfermedad que condiciona muchos retos de prevención y control; Es fácilmente transmisible y al menos la mitad de los que tienen procesos respiratorios agudos de neumonía pueden complicarse. Esta pandemia tienen muchas caras de presentación, no se limita a los síntomas de fiebre, tos y malestar general como piensa la mayoría de la población, si no que con el devenir de los tiempos hay muchas formas de presentación que hacen sospechar que un paciente está infectado. La transmisión se hace por las gotitas expulsadas al hablar, al estornudar. (De 1 a 2 metros) y por la superficie.

El 50% de la transmisión se hace por personas asintomáticas, es decir que no sienten absolutamente nada. En algunos casos pueden referir falta de olfato (anosmia). Este enemigo tiene múltiples caras y forma de presentación, es importante saber que el periodo de incubación de la enfermedad va desde 2 a 14 días con una media de 5 días, en algunos casos graves se ha reportado 1 semana desde el contacto hasta la enfermedad.

Los síntomas más comunes del COVID-19 son:
1. Síntomas parecidos a una gripe común.
2. Fiebre ( del 80-90%). Algunos pacientes no la presentan.
3. Tos seca (50%)
4. Cansancio ( que va del 20-40%)
5. Diarrea, vómitos y dolor abdominal que en algunos casos son los síntomas de presentación.
6. Dolor de pecho y sudoraciones, simulando la enfermedad coronaria aguda.
7. En pacientes ancianos y con afección crónica debutan con cuadros de neumonía, opresión de pecho, fatiga y posteriormente dificultad para respirar.

La secreción nasal es rara, los estornudos y/o dolor de garganta suelen presentarse en el 0.5% de los pacientes. Del 70-80% de los pacientes infectados por COVID, presentan síntomas parecidos a una gripe o resfriado común y pueden recuperarse en el hogar. Del 13-23% de los pacientes presentan enfermedad grave, como neumonía y del cual el 7% son pacientes críticos que presentan insuficiencia respiratoria, sepsis y daños a múltiples órganos. La mortalidad varía dependiendo de los países y va hasta un 5%. Las morbilidades como hipertensión arterial, diálisis, enfermedad renal, enfermedad cardiovascular, enfermedad pulmonar y otras que afectan el sistema inmunitario aumentan la mortalidad en los pacientes.

Otras formas de presentación clínica incluyen anosmia, y ageusia presentes en el 30% de los pacientes de casos leves y a veces suele ser su único síntoma. La diarrea severa, el dolor abdominal, la disfunción hepática, la insuficiencia renal aguda sin antecedentes renales previos, trastorno de la coagulación como insuficiencia venosa o trombosis, dolores de pecho, múltiples afecciones cutáneas que van desde pruritos hasta eritema, especialmente en adolescentes son partes de la múltiples cara de presentación o complicación de la enfermedad. Es importante recalcar que el 70% de los pacientes son asintomáticos por lo que no sabemos de quien cuidarnos o alejarnos; por lo que es importante mantener las medidas de precaución, como son: distanciamiento físico, uso de guantes y mascarillas, lavado de las manos, protocolo de salida y entrada del hogar, higiene exhaustiva de las viviendas, áreas de trabajo, vehículos, desinfección de los alimentos y objetos que entran a la casa. Es importante ante la sospecha de la enfermedad aislarnos, no auto medicarnos e hidratarnos correctamente.

El COVID-19 ha creado un antes y después en nuestras vidas y en el mundo, esta guerra solo será ganada por los más disciplinados.

Anuncios
- Publicidad -

Deja un comentario