Servicios combinados
Santo Domingo.- El procurador adjunto Wilson Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), hizo la solicitud durante la continuación del juicio que se desarrolla en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, con base en el artículo 330 del Código Procesal Penal dominicano, referente a las nuevas pruebas durante el juicio.
El texto establece que “el tribunal puede ordenar, excepcionalmente y a petición de parte, la recepción de cualquier prueba, si en el curso de la audiencia surgen circunstancias nuevas que requieren esclarecimiento”.
En ese sentido, destacó la necesidad de traer al país al representante de Odebrecht, Vasconcelos Cruz, para que se esclarezcan las cuestiones planteadas por Róndon Rijo y para que el tribunal tenga la oportunidad de avanzar en la búsqueda o ampliación de la verdad material de los hechos.
“Ha sido el propio acusado que ha planteado este escenario que nosotros no podemos desaprovechar y ser irresponsables al no pedir a este tribunal que Marco Vasconcelos Cruz ofrezca su testimonio y aporte elementos adicionales para esa búsqueda de la verdad material, y así aclarar las declaraciones del imputado Ángel Rondón”, dijo Camacho, quien encabeza el equipo del Ministerio Público que sostiene la acusación en el juicio de Odebrecht.
“No podemos perder la oportunidad de escuchar las declaraciones de Marco Vasconcelos”, enfatizó el titular de la Pepca.
En repetidas ocasiones, el magistrado Camacho insistió en el interés del Ministerio Público de que se exponga la verdad en procura de una justa y sana administración de justicia.
“Este Ministerio Público no le tiene miedo a la verdad; nosotros queremos que en este proceso, al igual que en el de (Odebrecht) 2.0, salga toda la verdad”, agregó, por lo que el órgano de justicia está dispuesto a aprovechar la oportunidad que abrió uno de los imputados.
Dijo que es necesario que Vasconcelos aclare las cuestiones relativas a la modalidad de la distribución de los 92 millones de dólares repartidos en sobornos a cambio de la asignación de obras estatales en el país a favor de la constructora brasileña.
Además, para que aclare el pedimento del imputado Ángel Rondón Rijo sobre la palabra “gobernante” en las delaciones que reposan como evidencia en el presente proceso.
El equipo que representa al Ministerio Público en el juicio está integrado por Camacho y los fiscales Mirna Ortiz, Milcíades Guzmán, Isis de la Cruz, Joel López, Ángel Darío Tejeda Fabal, Wagner Cubilete y José Miguel Marmolejos Vallejo. También, por los fiscalizadores Elizabeth Paredes Ramírez y Ernesto Guzmán Alberto.
Junto a Rondón Rijo, por este caso son procesados Andrés Bautista, Tommy Galán, Roberto Rodríguez, Víctor Díaz Rúa y Conrado Pittaluga Arzeno.
El Ministerio Público les atribuye a los procesados incurrir en los delitos de soborno, prevaricación y lavado de activos para incrementar sus patrimonios con acciones fraudulentas y en confabulación con la constructora Odebrecht.
También, falsedad en escritura pública y el delito de funcionarios que se mezclan en asuntos incompatibles con su calidad y de complicidad de sobornos en el comercio y la inversión.
Los delitos citados constituyen una violación al Código Penal Dominicano, la antigua Ley 72-02 sobre Lavado de Activos y la Ley 448-06, sobre Soborno.
Alrededor de la 1:00 de la tarde, las juezas Esmirna Gisselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo ordenaron un receso para continuar el juicio a las 2:30 de la tarde.
- Publicidad -

Deja un comentario