El Observatorio Nacional para la Protección del Consumidor (ONPECO) pide al Ministerio de Salud Pública el decomiso y retiro del mercado de la bebida identificada como Monday´s, la cual, durante el período de la Semana Santa, ha sido la causante de la muerte de varias personas, de decenas de intoxicadas y de otras que permanecen en estado grave de salud por efecto de haber ingerido el producto a la venta sin registro sanitario.

En vista de la gravedad de los casos, se impone la aplicación del principio de precaución para evitar que el producto siga en el mercado poniendo en riesgo la vida de los consumidores.

El hecho de que exista en el mercado un producto de consumo sin el debido registro sanitario, ni la información requerida en una etiqueta, que es obligatoria conforme a la Norma Dominicana, NORDOM 53, lo coloca en la ilegalidad  y las autoridades de Salud y/o Pro Consumidor deben proceder de inmediato.

Todo alimento, bebida o medicamento destinada para el consumo de personas humanas o de animales debe primero cumplir con una variada gama de requisitos, entre ellos, el análisis de riesgo, la validación del Ministerio de Salud, mediante el registro sanitario, previo estudio científico que determine las características de calidad y seguridad establecidas para el consumo humano, fundamentalmente.

La bebida denominada Monday´s, con una atractiva presentación incita al consumo, pero la misma carece de una etiqueta donde conste la información de todo producto de consumo que entre al mercado.

ONPECO considera que el Ministerio de Salud Pública, además de alertar, debió dar los pasos hacia el decomiso y cierre de la fábrica donde se elabora la bebida por violar la Ley número 42-01 General de Salud y las disposiciones dominicanas contenidas en el Reglamento 528-01 General para Control de Riesgos en Alimentos y Bebidas en la República Dominicana.

Quien ponga en riesgo la salud de la población está atentando contra la vida, y eso no debe ser permitido bajo ninguna circunstancia. Un ministerio no debe actuar por reacción antes determinados hechos, debe accionar para evitar y prevenir que los males sucedan.

La bebida que se vendió ampliamente en Semana Santa, inclusive a niños y menores, es una especie de FROZEN con frutas, pero mezclada con alcohol adulterado con metanol, cuya venta es muy común en Navidad y Semana Santa, hace mucho daño a la salud de las personas que la ingieren.

Hay dos personas que se entregaron a las autoridades por vender la bebida, pero no así el fabricante que elabora un producto a toda luz ilegal, no solo por el alcohol con el que es adulterado, sino por no cumplir con las regulaciones del Ministerio de Salud Pública, entidad encargada de dar los permisos y el registro sanitario que valide la inocuidad de lo que se vende para consumo humano en el país.

ONPECO entiende que Salud Pública debe investigar e inspeccionar el mercado de las bebidas ilegales, desmantelarlo, someter a la justicia a todos los implicados, además de mantener programas de vigilancia que permitan que no haya más estadísticas como las de todos los años en Semana Santa, que nos traen el gran número de muertos por intoxicación alcohólica, justo porque es la zafra de la venta de bebidas fabricadas en patio.

También, entiende la organización de defensa de los derechos de los consumidores que debe aprobarse una Ley de Etiquetado, cuya propuesta fue sometida al Congreso hace dos años, para que la información veraz, verificable y confiable esté declarada en el etiquetado o rotulado del producto, y el consumidor ejerza de esa manera, el derecho a estar debidamente informado.

- Publicidad -

Deja un comentario