Por Mario de Jesús

Yo particularmente pensé que nada podría cambiar tanto el ritmo del mundo, como el derrumbe de las Torres Gemelas de Nueva York acontecido el 11 de septiembre del 2001, sin embargo, estamos ante un fenómeno de mucho más efecto.

El COVI-19 ha puesto “patas arriba” el mundo, no solo a la nación más fuerte del universo, Estados Unidos, sino al globo terráqueo.

A los seres humanos que nos ha tocado vivir en esta época, estamos siendo protagonistas de un episodio que muy pocos, por no decir ninguno, imaginamos presenciar.

Nos han doblegado a todos, ricos, muy ricos, pobres, muy pobres, y a todas las naciones del mundo, ¿quién lo iba a creer?

En la tranquilidad de mi hogar pienso, pienso y pienso, y digo, lamentablemente nos tocó a los vivientes de esta generación, literalmente, escondernos de una “bendita vaina” que no la vemos, ni la tocamos, sin embargo, existe y la misión es no dejarnos atrapar.

Todos, incluyendo aquellos “creyentes de la (indomabilidad), los que se creen indomables ante todo”, son afectados por este “rolin”, término deportivo, que trata de tumbarnos a todos, no importa raza, credo religioso, color o estatus económico.

Que paradójica es la vida, muchos hemos vivido veinte mil días en nuestras vidas, otros 30 mil y algunos llegan hasta a 35 mil días de existencia, (50, 60 y 70 años); sin embargo, no llegamos a 30 días en este bendito encierro, y ya estamos desesperados.

Cuantas veces dijimos que necesitábamos unas buenas vacaciones, no obstante, tenemos menos de un mes y nos sentimos que no encontramos sitio, literalmente nos estamos volviendo locos. Queríamos días libres para descansar, hoy deseamos ir a nuestro trabajo, y seguir con nuestra rutina tradicional de vida.

¿Quién lo creó, de quién es la culpa?
Los gringos, los más duros del planeta, no han podido con él. Pero, lo peor del caso es que no se sabe a ciencia cierta quien o quienes fueron los causantes de esta “terrible pandemia”. Guardando la distancia, pero este caso se me parece al proceso eleccionario de febrero, que individuos abortaron las elecciones, hicieron que este “paisito” perdiera 14 mil millones de pesos, y a casi dos meses de ese terrible daño, no se sabe quién o quiénes fueron los que cometieron ese atroz hecho.

¿Cómo surge el CORONAVIRUS, como o quienes crearon este daño tan enorme a la humanidad?, resulta que este hecho sigue teniendo un poco de similitud al nuestro, a las elecciones de febrero, porque es posible, que el COVI-19, fuera un incidente intencional, pero para más parecerse, posiblemente los dos pasen impunes… cosas de la vida.

Época de convencerse, que nada es nada.

Los que se creen “súper héroes”, han tenido el tiempo de pensar, de meditar, y de convencerse de que la vida es más frágil de lo que muchos se imaginan.
Ojalá esos “súper héroes”, los mismos que se han visto obligados a estar confinados, como todos, hayan encontrado el punto de meditación que los haga mejores seres humanos, en todo el sentido de la palabra.

Hemos tenido tiempo suficiente para muchas cosas, pero lo más importante es que cada uno de nosotros tenga la oportunidad de sobrevivir a este mal que a todos nos ha tratado igual, sean “súper héroes” o un simple ser humano que cada día trata de ser mejor, como nos manda el creador.

- Publicidad -

Deja un comentario