Washington, 18 dic (Prensa Latina) Los republicanos en Estados Unidos muestran profundas divisiones y su polarización sobre reconocer el resultado de las elecciones del 3 de noviembre, reveló hoy una encuesta.
Desarrollado por el diario digital The Hill, especializado en temas del legislativo, el sondeo encontró que algunos legisladores republicanos (rojos)dijeron que no vieron ninguna prueba del tipo de fraude generalizado que el presidente Donald Trump, sus abogados y los expertos conservadores alegan.
Los parlamentarios estatales republicanos se debaten entre pasar de unas elecciones que Trump perdió y luchar con uñas y dientes para conseguir un segundo mandato, incluso si eso significa pedir al Congreso que anule los resultados certificados de una elección, precisa la publicación.
El Congreso pidió a todos los legisladores rojos del país su opinión sobre la elección, incluyendo si reconocían al presidente electo Joe Biden como el ganador y cerca de la mitad de los 200 legisladores que respondieron a The Hill reconocieron a Biden como el ganador, mientras que una cuarta parte no creen que Trump perdió.
La pesquisa del diario mostró que muchos dijeron que las elecciones terminaron  y que su partido haría lo mejor para seguir adelante.
“Es hora de que mi partido se reagrupe y tenga un plan para seguir adelante.  Tratar de anular las elecciones no es un plan”, dijo el representante de Utah Lowry Snow .
Sin embargo otros consultados ofrecieron respuestas vacilantes sobre si Biden ganó los comicios.
“No creo que haya ninguna duda de fraude y engaño sistemático en algunos estados, pero si eso fue suficiente para cambiar los números, no lo sé”, dijo el representante estatal de Tennessee, Bud Hulsey.
“Me cuesta creer que haya habido suficiente fraude para cambiar la elección”, dijo Bill Landen (R), un senador del estado de Wyoming que preside el Comité de Corporaciones y Elecciones de su estado. “Biden es el Presidente, subrayó,  y espero que el actual presidente se detenga pronto y avance hacia la curación del país.”
Los tribunales de todo el país rechazaron los argumentos de Trump y sus aliados de que el fraude generalizado condujo a su derrota, a menudo en términos mordaz, incluso, el Tribunal Supremo que tiene una mayoría conservadora e incluye tres jueces nombrados por por el actual mandatario.
En los correos electrónicos enviados a The Hill, varios legisladores dejaron abierta la posibilidad de una acción del Congreso para anular los resultados de las elecciones, dado que el Congreso tiene el poder de rechazar los votos electorales enviados desde los estados.

- Publicidad -

Deja un comentario