Santo Domingo. – Profamilia y su Junta Directiva felicitan la posición adoptada por el presidente de la Republica, Luis Abinader, al reiterar su apoyo a que se exima de responsabilidad penal a las mujeres que decidan interrumpir un embarazo cuando la vida de la mujer embarazada esté en riesgo, cuando el embarazo sea producto de una violación sexual o incesto, o cuando el feto sea incompatible con la vida fuera del útero.

Con valentía y honestidad, el Presidente mantiene la posición asumida de manera personal, que también ha sido la de su partido desde hace años y que ha sido manifestada por distintos funcionarios y funcionarias del presente Gobierno, de que se acoja en el Código Penal liberar de responsabilidad a la mujer y al personal de salud ante la interrupción del embarazo por las tres causales citadas.

Se trata de un reconocimiento al derecho de las mujeres a decidir si continuar o no un embarazo que sea producto de una violación, que sea incompatible con la vida fuera del útero o cuando ese embarazo amenace la vida de la mujer.  Se trata de respetar el derecho de la mujer a hacer uso de las opciones más apropiadas en cada caso, sin que por ello sea perseguida, estigmatizada o judicializada.

Como Junta Directiva de esta institución, consideramos una necesidad permitir en el Código Penal dominicano la interrupción del embarazo por causales, hay causas y temas en los que no se puede dejar de insistir y el aborto por causales es uno de ellos.  Las mujeres no aceptan ser excluidas del Código Penal y que sus derechos sean relegados a una ley especial que puede obligarlas a parir el producto de una violación, que las lleve a la muerte por un embarazo de riesgo o que las obligue a llevar a término un embarazo cuyo producto no podrá vivir fuera del útero.

- Publicidad -

Deja un comentario