Servicios combinados

Santo Domingo.- El Gobierno tiene la posibilidad de obtener el próximo año mucho más de los RD$89,000 millones que se propone de la “venta de activos del Estado”, con solo disponer del potencial comercial de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), sin perder su propiedad total o parcial y sin tocar otras propiedades públicas.

Si la decisión fuera vender el 50% de acciones de esa planta eléctrica, el ingreso inmediato para el Estado sería de al menos RD$129,000 millones, con la ventaja de que continuaría siendo dueño de la mitad de esa empresa energética.

Otra opción sería una operación financiera en la que el Estado puede recibir hasta RD$107,000 millones y conservar la propiedad total de Punta Catalina, asumiendo un préstamo que no se registraría como deuda pública.
De esa forma, el Gobierno obtendría más dinero del que se ha propuesto con la venta de activos y no perdería su patrimonio, lo cual le evitaría los constantes debates y expresiones de oposición a la idea privatizadora del Estado.

Costo de Punta Catalina

La construcción de la CTPC fue adjudicada al Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella con un contrato EPC de US$1,945 millones. A esos recursos se agregaron otras partidas, como los US$395.5 millones que el Gobierno tuvo que ceder para evitar el arbitraje internacional tras los reclamos adicionales del constructor.

Otros costos que pesan sobre Punta Catalina son US$86.5 millones aportados por el Estado de la fórmula de indexación del valor monetario en tiempo presente (algo establecido en el contrato), además de US$27 millones correspondientes a costos adicionales de la subestación y US$6.9 millones de la compra del terreno.

Al sumar esos montos, se tiene que la inversión del Estado en la construcción de Punta Catalina fue de US$2,460.9 millones; en tanto que la estimación de valor comercial de la planta podría ser de US$2,600 millones, según ha informado su exadministrador, Jaime Aristy Escuder.

Esto quiere decir que si el Gobierno decidiera vender la totalidad o parte de la CTPC no debería ser por un precio menor al mencionado.

CDEEE es la dueña

El 4 de octubre del año pasado, las empresas distribuidoras de electricidad (EDE) transfirieron a la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) y al Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper) sus derechos de propiedad de la CTPC como unidad empresarial.

La CDEEE pasó a obtener el 99.2% de acciones de la planta con un aporte de US$617 millones, mientras que el Fonper es propietario del 0.8% accionario con un aporte de US$5 millones.

Para ese entonces, además de esos recursos mencionados e invertidos en la planta por CDEEE y Fonper, el Estado había invertido US$1,750.9 millones, los cuales, al término de la construcción, llegan a US$1,838.9 millones, erogados a través del Ministerio de Hacienda.

En la actualidad, la CTPC le está pagando esos recursos al Estado mediante un acuerdo de largo plazo (30 años) a razón de 9.7% de interés anual, equivalente a poco más de US$15 millones mensuales.

Fuente de ingresos

Si el Estado considera la fórmula de operación de venta de acciones de CTPC, diseñada por la firma norteamericana Guggenheim Securities (contratada por el Ministerio de Hacienda), pudiera ofrecer en venta el 50% de acciones de esa planta de la siguiente manera:
Junto al nuevo socio, la empresa CTPC haría una emisión de deuda en el mercado internacional por US$1,838.9 millones, a una tasa de interés menor que el 9.7% que paga actualmente a Hacienda. Con esa emisión, le paga de inmediato ese dinero al Estado.

Además, asumiendo un valor de CTPC de US$2,600 millones, su valor de capital sería de US$761.1 millones (2,600-1,838.9), por lo que, al vender el 50% de acciones, el socio privado aportaría US$380.5 millones (50% de 761.1).

El Estado estaría recibiendo de inmediato US$2,219.4 millones (1,838.9+380.5), lo que equivale a RD$129,837.8 millones a la tasa de cambio actual, un 45.8% más de los RD$89,000 millones que se ha propuesto adquirir el Gobierno con la venta de activos en el presupuesto del próximo año.

Así, el Estado seguiría siendo el propietario del 50% de acciones de Punta Catalina y tendría recursos frescos para cubrir gastos el próximo año. La deuda contraída para pagarle a Hacienda seguiría por cuenta de la CPTC, mitad el socio Estatal y mitad el socio privado.

Otra forma sería que la CTPC, como empresa estatal propiedad de la CDEEE, tome un préstamo por US$1,838.9 millones y le pague de inmediato esos recursos al Estado. Así el Gobierno recibiría el equivalente a RD$107,575.6 millones (20.8% más que los RD$89,000 millones presupuestados), y seguiría siendo dueño del 100% de las acciones de la planta.

La CTPC 100% estatal continuaría pagando la deuda, tal como lo está haciendo ahora a Hacienda, con la posible ventaja de conseguir un plazo de menos de 30 años y una tasa de interés menor al 9.7% anual que tiene actualmente.

Para cualquiera de las dos alternativas, la deuda que se estaría asumiendo, sería responsabilidad exclusiva de la CTPC, por lo que no se registra como endeudamiento público.

- Publicidad -

Deja un comentario