Los integrantes de los equipos de monitoreo conformados por las vistas públicas sobre la contaminación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, celebradas en los municipios de la provincia Peravia, rechazaron como falsa solución la medida de tapar con una malla sintética las montañas de cenizas tóxicas de esta central.

Los miembros de estos equipos tomaron la resolución en el 1er. Taller de Capacitación y Planificación efectuado el pasado jueves, 4 de noviembre, en la Sala Capitular del Ayuntamiento de Baní.

Lamentaron que se siga utilizando a Punta Catalina para hacer negocios espurios con la finalidad de favorecer a relacionados del Gobierno de turno, en vez de convertir estas plantas de carbón a gas natural y sacar del país estos residuos nocivos.

Manifestaron que las autoridades del Ministerio de Energía y Minas y de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, CTPC, no quisieron escuchar la información ofrecida por el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, y el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, INSAPROMA, de que estas cenizas se pueden enviar a un depósito especial en Georgia, EUA, por la mitad del dinero que cuestan las mallas sintéticas para cubrir estos desechos.

“Queremos dejar bien claro que demandamos que se saquen de inmediato estas montañas de cenizas tóxicas fuera del país”, exigieron.

Indicaron que cubrir las cenizas de Punta Catalina es igual que tapar un tumor canceroso bajo un bello maquillaje.

Afirmaron que con el procedimiento de tapar estas cenizas lo que se está haciendo es convertirlas en un pasivo ambiental perpetuo expuesto al paso frecuentes de los hidrometeoros por esta zona del país como son vaguadas, tormentas y ciclones.

Más temprano que tarde estas cenizas contaminarán el acuífero de la región Valdesia como ya pasó con el acuífero del Sur de Puerto Rico con las cenizas de la planta de carbón de AES en Guayama.

Señalaron que el procedimiento de cubrir las cenizas no es lo que se contempla en el Estudio de Impacto Ambiental y en la licencia ambiental otorgada, que era la construcción de un relleno de hormigón subterráneo, dotado de un sistema de captación de los lixiviados y su tratamiento en una planta especial.

“Además esta medida es completamente ilegal, porque para sustituir el procedimiento establecido en el Estudio de Impacto Ambiental, la Central Termoeléctrica Punta Catalina, CTPC, y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales debieron haber convocado vistas públicas para consultar a las comunidades”, explicaron.

Alertaron a todas las comunidades aledañas a Punta Catalina de que a la vez que participen en el estudio ordenado por el presidente de la República, Luis Abinader, sobre la contaminación de esta central, inicien una jornada de protestas para que estas plantas sean convertidas a gas natural y se saquen las cenizas del batey San José.

“No nos van a engañar con falsas soluciones ni nos van a distraer de la lucha por lograr que se aplique el consenso de la provincia Peravia de acabar con la contaminación letal del carbón”, plantearon.

Informaron que el taller que realizaron aprobó una programación de actividades para tener listo, el 15 de diciembre, el informe final preliminar del estudio sobre la contaminación de Punta Catalina.

Anunciaron que durante este mes de noviembre, junto al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y a los expertos voluntarios que están colaborando con la provincia Peravia y las comunidades, recolectarán las informaciones, tomarán las muestras de agua, de suelo, del sedimento del fondo del mar y de los corales. También efectuarán las entrevistas y los grupos focales para levantar los daños sufridos en los cultivos y en la salud humana que ha causado la contaminación del carbón.

En el taller, los equipos de monitoreo fueron capacitados en la toma de muestras de agua, en calidad del aire y en las técnicas de entrevistas y grupos focales,

Ofrecieron la capacitación para la toma de muestras de agua, las expertas del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Nancy Valdez Guerrero y Jatna de León, sobre la calidad del aire el doctor Nikko Médici, y en salud el epidemiólogo y diputado del PARLACEN, Carlos Sánchez.

También los participantes del taller fueron asesorados sobre los daños en los cultivos por el profesor de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Veterinarias de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, y miembro de la Academia de Ciencias, Milton Martínez.

Las palabras de apertura a nombre del Ayuntamiento de Baní, fueron pronunciadas por la vicealcaldesa, Adriana Soto, mientras que las de clausura por el director ejecutivo del Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, INSAPROMA, Euren Cuevas Medina. Enrique de León del Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, fue el facilitador del evento.

- Publicidad -

Deja un comentario