Servicios combinados. NH/LVN
Varias aerolíneas ya han anunciado próximos vuelos a La Habana en noviembre, aunque el gobierno cubano no ha ofrecido fechas para abrir la principal puerta de entrada al país. Pero si usted está pensando en regresar a Cuba después de casi ocho meses de aislamiento, es mejor que prepare el bolsillo porque los precios de los boletos se han multiplicado.
De cerca de $300 que costaba un boleto aéreo a La Habana antes de la pandemia, en las últimas horas quienes han intentado comprar pasajes a Cuba han visto escalar los precios hasta los $1,800 por persona.
Los pasajes para las primeras tres semanas de noviembre ya están agotados, pero a partir del 20 de noviembre puede encontrar pasajes por entre $400 y $500.
“Estamos planeando reanudar nuestro servicio programado a Cuba el 4 de noviembre, inicialmente operando tres vuelos diarios desde Miami a La Habana. Tenemos todos los permisos necesarios para reiniciar nuestro servicio”,  dijo una vocera de American Airlines a un canal de televisión local.
Jet blue, otra aerolínea que hace la ruta Fort Lauderdale-La Habana, dijo que tiene planificado comenzar operaciones el día 3 de noviembre. Los precios, según pudo comprobar el medio en el sitio web de la compañía, comienzan en $465 las primeras dos semanas de noviembre.
Antes de que la pandemia de coronavirus tocara la industria de los vuelos, entre el sur de la Florida y Cuba partían un promedio de 10 vuelos diarios, entre las distintas aerolíneas autorizadas a volar a la isla y los vuelos charters. Los precios oscilaban entre $200 y $300.
“Hace más de un año que no veo a mi esposa. Compré un pasaje en American en cuanto vi que los habían puesto a la venta. Si luego cambian las fechas, cambiaré mis vacaciones, pero tarde o temprano tengo que ir a Cuba”, dijo Julio Esteban Flores, un cubano que reside en Hialeah desde hace dos años.
Flores, quien comparte sus experiencias en un grupo de Facebook con otros cubanos separados de sus familias por la pandemia de coronavirus, dijo que “son tiempos difíciles en lo político, lo económico y la salud”.
“Entiendo que hay mucha gente molesta con el gobierno cubano que quisiera que se eliminaran los vuelos a Cuba, pero la familia está primero que todo”, dijo.
En Miami grupos del exilio han pedido cortar los viajes, las remesas y las recargas telefónicas a Cuba como una forma de presionar para que haya un cambio en la isla.

El gobierno del presidente Donald Trump cortó los vuelos regulares y charters a todos los aeropuertos de la isla exceptuando el José Martí, de La Habana.

 

- Publicidad -