La República Dominicana desplegó este lunes militares para evitar el tráfico ilegal de combustibles a Haití, después de que numerosos de haitianos hayan cruzado la frontera para abastecerse, ante la escasez de carburante en su país.

El Ejército dominicano desplegó militares en especial en gasolineras de las provincias fronterizas de Elías Piña y Pedernales (suroeste), que sufren una demanda inusual de combustibles desde hace varios días, dijo a Efe el asesor del Consejo Directivo de la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina, Arnulfo Rivas.

Las estaciones de combustible buscan evitar que los haitianos “lleven cantidades de más” de combustible, para impedir un desabastecimiento de combustibles en la frontera.

Rivas explicó que los haitianos pasan el combustible por la frontera y lo venden “a alto precio” en Haití, dado que en ese país está atravesando un desabastecimiento de carburante.

El responsable de la patronal de las gasolineras explicó que conversó ayer sobre el tema con el presidente del Consejo de Administración de la Refinería Dominicana de Petróleo, Leonardo Aguilera, quien “está tomando en cuenta ese tema”.

Las estaciones de combustibles “están en el deber” de despachar combustibles “a todo aquel que llegue, de forma ordenada, de forma regular”, pero las autoridades “están en el deber de limitar” las compras para evitar escasez o un mercado negro en la zona, afirmó.

Haití vive este lunes la primera de una jornada de huelga para protestar por la carencia de combustible y contra la violencia de las bandas armadas.

EFE

- Publicidad -

Deja un comentario