En momento de crisis, Dios pone a prueba a la humanidad, dándonos la oportunidad a hombres y mujeres de servir con amor a nuestro prójimo, y de asumir con entereza los valores de responsabilidad social y solidaridad, haciendo que prevalezca primero el cuidado de la gente, antes que los recursos económicos.

Desde que se anunciara en República Dominicana el nivel de impacto del Coronavirus, Vega Real asumió con valentía, optimismo y fe, un protocolo institucional para reducir la propagación del virus, que incluye educación y orientación a nuestros colaboradores, asociados y comunidades, y la implementación de una serie de medidas de protección a la salud, el cuidado personal y familiar de nuestra gente.

En Cooperativa Vega Real estamos convencidos que el 20-20 es un año de grandes desafíos. Desde el mes de enero, aún sin conocer el impacto socioeconómico del Coronavirus y extendiendo la mirada más allá del bosque, avizoramos reducir las tasas de interés activa, brindándole la oportunidad a nuestros asociados de mejorar su calidad de vida y de garantizar un mejor futuro para sus familias.

Esta inesperada pandemia, nos obliga a permanecer en una cuarentena, que implica cambios en comportamiento social, hábitos y reglas de urbanidad que buscan “cuidarte y cuidarme”, para que aunque nos pongan contra la pared, salgamos airosos, fortalecidos en nuestra fe, y unidos con el único propósito de cuidar nuestra familia y al prójimo.

Vega Real cuenta con sus asociados para salir adelante, y con el seguimiento permanente de una Dirección comprometida, resistiremos y venceremos este virus desterrándolo de nuestra gloriosa y luchadora patria que nos ha dado el Señor. Gracias a los miles de cooperativistas que han escuchado el llamado de cuarentena en su familia y comunidad, cumpliendo con el mandato de ‘quédate en tu casa”, y viviendo el cooperativismo en la calidez de su hogar.

Junto a la Gerencia General, daremos seguimiento hora a hora, día a día, a todos los cambios que tengamos que hacer, según los llamados de las autoridades, en ese sentido, es importante que se mantengan informados en nuestra web y redes sociales. Este sacrificio unirá más a la gran Familia Real, y aunque las Cooperativas no apliquen a recursos del Estado, nuestra voluntad es más grande, porque estamos guiados por la Santísima Providencia.

Les invito a confiar en las autoridades que buscan solución para culminar esta situación, a respetar sus mandatos, y a dar ánimos a los servidores de salud, que con tanto amor atienden miles de pacientes, que busca la esperanza para vencer este Coronavirus, ellos son héroes de la salud, porque dejan su familia por servir a nuestro pueblo.

Hacia delante cooperativistas, somos el surco de la esperanza y el aliento de cooperación para vencer toda crisis. Oremos y pidámosle a Dios que nos acompañe para salir de esta pandemia, y aunque los vientos de la vida soplen fuerte, somos como el junco, que se dobla, pero siempre sigue en pie, como dice la canción “Resistiremos”.

Dios nos guarde, Yanio Concepción

Anuncios
- Publicidad -

Deja un comentario