Servicios combinados

Tan impactante como el anuncio de su regreso al ring; así ha sido la noticia del esperado encuentro pugilístico entre Mike Tyson y Roy Jones Jr. que estará regido por una serie de “inquebrantables reglas”.

La noticia ha generado una ola de especulaciones entre los internautas, ya que nadie sabe a ciencia cierta si estas “normas” tienen que ver con la conducta de Tyson y la épica pelea que tuvo contra Evander Holyfield. O se debe simplemente a que los organizadores quieren garantizar un espectáculo de alto nivel.

Lo cierto es que tanto Mike Tyson de 54 años como Roy Jones Jr. de 51, están comprometidos a cumplir el protocolo el próximo 12 de septiembre cuando se encuentren en el ring del Dignity Health Sports Park en Carson, California.

Según dio a conocer Andy Foster, director ejecutivo de la Comisión Atlética del Estado de California, ambos boxeadores “no llevarán protectores en la cabeza. Estarán usando guantes de 12 onzas y no habrá jueces presentes para anotar la acción”, aseguró Foster al sitio Boxingscene.

Asimismo detalló que “no habrá un ganador, al menos que de alguna forma alguno de los dos sea noqueado o que uno de los dos no se considere apto para continuar”, es decir que durante la pelea no habrá tarjetas ni un vencedor por decisión al terminar los asaltos.

En cuanto al impacto del contacto físico, Foster fue enfático al decir que si alguno de ellos llegase a sufrir una herida grave detendrán el combate. “Pueden moverse y ganar algo de dinero pero les dije que si se cortan se acabó”, dijo.

Atención mediática

“I am back” (he vuelto), escribió Tyson en su cuenta de Twitter junto a un vídeo de uno de sus entrenamientos en el gimnasio.

Pese a la última derrota que Tyson tuvo, hace 15 años, contra el irlandés Kevin McBride, su regreso promete un combate a ocho asaltos, según un comunicado subido a la web de su nuevo proyecto deportivo, “Legends Only League”.

El texto dice que la pelea, que se podrá seguir por televisión de pago, cuenta con la aprobación de la comisión atlética del estado de California, pero no precisó si se permitirá acceso de público ni otros detalles del combate.

“Será increíble”, aseguró Tyson en un video llamada con ESPN.

El estadounidense minimizó los riesgos de que alguno de los dos púgiles sufra una lesión grave señalando que las reglas del estado de California requerirán que ambos usen casco para la pelea.

“Los dos somos peleadores consumados”, dijo. “Sabemos cómo protegernos. Estaremos bien”.

Tyson concluyó su carrera con un balance de 50 victorias y 6 derrotas con 44 nocauts, mientras que su rival, que luchó por última vez en febrero de 2018, cuenta con un registro de 66-9 con 47 nocauts.

Jones Jr., fue campeón mundial en cuatro categorías entre 1993 y 2004, primero en peso medio y súper-medio y después en peso medio-pesado hasta poseer brevemente el cinturón de peso pesado de la AMB.

Tyson se comprometió a que el combate será competitivo y no un puro espectáculo.

“Vamos a mostrar nuestras habilidades y a luchar”, afirmó “Iron Mike”, quien recalcó que quiere recuperar la temible forma física que exhibió en el pasado.

“Se parecerá en un 100% a Mike Tyson en el ring”, dijo.

“No estamos acabados” 

El peleador de Brooklyn (Nueva York) afirmó que quiere demostrar cómo las personas mayores todavía pueden causar emoción en el reino de los deportes.

“Esto es porque yo puedo hacerlo y creo que otras personas creen que pueden hacerlo”, dijo Tyson. “No estamos acabados. Alguien dice que las personas mayores están acabadas, pero tienen más aficionados que los chicos que están entrenando ahora”.

Esta reivindicación es una de las ideas detrás de “Legends Only League”, una plataforma productora de eventos con la que quiere relanzar a antiguas estrellas de diversos deportes. Entre ellas, Tyson mencionó a las ex figuras de la NBA Dennis Rodman y Allen Iverson.

Tyson se convirtió en el campeón de pesos pesados más joven de la historia con 20 años y cuatro meses cuando venció a Trevor Berbick en el segundo asalto en 1986 para ganar la corona del Consejo Mundial de Boxeo.

En un año, Tyson ya era campeón indiscutible de la división, ganándose el apodo de “El hombre más malo del planeta” y alcanzando un récord de 37-0.

Pero en febrero de 1990, en Tokio, sufrió una sorprendente derrota por nocaut en el décimo asalto a manos de James “Buster” Douglas.

Tyson fue arrestado por delito de violación en 1991 y condenado en 1992, cumpliendo tres años de prisión antes de ser puesto en libertad en 1995 y retornar al ring.

Logró recuperar el título pero después cayó dos veces ante el estadounidense Evander Holyfield, y fue descalificado la segunda vez por morderle la oreja a su rival, lo que le costó una suspensión que lo mantuvo fuera del boxeo durante 18 meses.

El boxeador tuvo una última oportunidad para alcanzar la corona de peso pesado pero perdió contra el británico Lennox Lewis en 2002, y se retiró después de seis asaltos contra Kevin McBride en 2005 en su último combate, a pocos días de cumplir 39 años.

“He pasado por algunas experiencias y ahora estoy de vuelta”, dijo Tyson. “He estado cuidando mi cuerpo”.

- Publicidad -