El Senado aprobó en primera lectura este martes y envió a la comisión de Hacienda el proyecto de ley que propone suprimir todas las exenciones fiscales que se conceden actualmente en la República Dominicana.

Durante la votación, el presidente del Senado, Eduardo Estrella, dijo que está de acuerdo con el proyecto, pero adelantó que hará varias observaciones de cara a la votación en segunda lectura.

El polémico proyecto de ley fue anunciado ayer por los senadores, en pleno debate por la reforma fiscal que impulsa el presidente Luis Abinader y en medio de la controversia abierta por los beneficios de los que gozan los legisladores, entre ellos las exoneraciones en las importaciones de vehículos y el fondo de asistencia social del Senado, conocido popularmente como el “barrilito”.

El texto aprobado por el Senado en primera lectura prevé la eliminación de todas las exenciones fiscales en vigor en el país, incluidas las que se aplican para fomentar la inversión extranjera en sectores claves de la economía como son turismo, zonas francas, compañías eléctricas o minería.

Debido a estas exenciones fiscales, el Estado deja de recaudar 217,487 millones de pesos anuales, lo que equivale al 4.44 % del producto interno bruto (PIB), según los cálculos del Senado.

Además de las exenciones fiscales, se propone reducir casi a la mitad el gasto en publicidad institucional, pasando de 4,800 millones a 2,000 millones de pesos en el año 2022.

También se limitaría el salario de los funcionarios públicos, para que ninguno pueda superar el del presidente de la República, y se prohibiría comprar automóviles de más de 30,000 dólares destinados a las instituciones públicas, entre otras medidas.

El presidente Luis Abinader hablará a la nación mañana miércoles, para fijar su posición sobre la reforma fiscal.

- Publicidad -

Deja un comentario