A sus 53 años de edad, Mike Tyson sorprendió a propios y extraños, primero con unos videos de su poderoso entrenamiento y después con el anuncio de que volverá al ring para ofrecer varias peleas de exhibición benéficas.

Al enterarse del regreso de Iron Mike, la compañía Bare Knuckle Fighting Championship le ofreció al boxeador 18 millones de dólares por una pelea de exhibición en contra del ex UFC, Wanderlei Silva, con la condición de que ambos pelearan a mano limpia, sin guantes de boxeo.

Pese a lo atractivo de la oferta, Rafael Cordeiro, entrenador de Tyson, rechazó la propuesta y solamente dijo que “Él está entrenando para realizar una pelea de boxeo con guantes”, rechazando así la jugosa oferta

- Publicidad -