SANTIAGO, RD.- Steven Souza y Carlos Peguero pegaron sendos hits remolcadores de una carrera cada uno para que los Gigantes de San Francisco de Macorís fabricaran dos vueltas en el noveno inning y le ganaran este sábado 3 por 1 a las Águilas Cibaeñas, en el Estadio Cibao, de la Ciudad de los 30 Caballeros.

El choque llegó empate al noveno episodio, 1-1, que abrió el lanzador relevista de los aguiluchos, Yohan Ramírez, a quien José Sirí atendió de inmediato con un sencillo por el right fielder, Juan Francisco fue golpeado por un pitcheo, Souza consigue un imparable impulsor por el center para que anote Sirí la carrera del desempate y Francisco avanzó a la intermedia.

Francisco fue sustituido por el corredor Rafael Bautista, las Águilas cambian al lanzador Ramírez  por Darío Álvarez, quien permite el doblete empujador de la segunda carrera de ventaja de los Potros en un batazo por el bosque derecho, que dejó la pizarra 3-1, y así finalizó el juego.

El relevista Ryan Kussmaul (1-1) tiró el octavo inning en blanco, un hit y un ponche para adjudicarse el triunfo, mientras que el cerrador Ramón Ramírez lanzó el noveno, dos hits, y logró su tercer salvamento de la campaña.

Perdió por las cuyayas, Yohan Ramírez (0-1), quien apenas pudo aguantar 0.1 tercio en el montículo, le batearon dos hits y aceptó dos vueltas limpias -las del noveno capítulo-.

Los Gigantes ganaron su tercer partido en fila y mejoraron su récord a 5-4, y las Águilas bajaron a 7-8,  en el Campeonato de Béisbol Otoño Invernal 2020-21, que está dedicado a Don José Manuel Fernández  in memoriam y en opción a la Copa BHD León.

Los locales fueron los primeros en anotar carrera contra el pitcher abridor de los Gigantes, Richelson Peña, con sencillos corrido de Víctor Robles (IH al siore) y Juan hoz el out en Lagares (hit al CF), y anotó Robles cuando Johan Camargo se arrastró por la antesala y el defensor Richard Ureña hizo el out por la primera base.

En el quinto, los Potros empataron el marcador 1-1 con el rompecercas solitario de Richard Ureña por el prado derecho el serpentinero Ramón Rossó, abridor de los mameyes.

Los lanzadores abridores de ambos conjuntos extendieron su labor sobre las cinco entradas. Peña, de la Águilas, lo hizo por 5.1 IL, cinco hits, una carrera limpia y un ponchado, y por su parte, Rossó en 5.0 episodios, dos hits, una vuelta limpia, una base por bolas y siete ponches.

- Publicidad -

Deja un comentario