Por Marcos Luciano Nivar

Nueva York.- La motivación del controversial periodista deportivo, Tenchy Rodríguez, para incursionar en la crónica deportiva, fue escuchar al señor Rubén de Lara Fernández, pionero y padre de la crónica deportiva en su provincia natal de La Vega.

Para 1986, a sus 15 años, Tenchy mantenía contacto directo por vía telefónica y participaba en concursos sobre trivias deportivas.

Su colega Mario de Jesús lo invitó a formar parte del programa de Porfirio Veras Mercedes, una gloria del deporte nacional, donde hablaba sobre el baloncesto de NBA en la época Patrick Ewing, Michael Jordan, Los Sixers de Filadelfia, Boston Celtics y Larry Bird.
Rubén de Lara, pionero de la cronica deportiva de La Vega y motivador de la carrera de Tenchy
 “Me entusiasmé bastante con la profesión y luego el colega Luis Pascal, que también reside en Estados Unidos, me invitó al programa de Jesús Méndez, cariñosamente Papilín, en Ondas Del Valle, a un programa deportivo con una hora completa hablando de deportes. De ahí en adelante comencé a recibir la oportunidad de Alberto Rosario, (El Mago), luego Víctor Peña, Rubén de Lara, hasta que alcancé el nivel de tener mi propio programa en “Radio Novedades”, que fue un empuje importantísimo en mi carrera”.
Gratos momentos de su infancia
El cronista contó como su padre presumía con sus compadres y tíos de sobre la sabiduría deportiva de su hijo, cuando le llamaba y le pedía información sobre efemérides que Tenchy, recordaba con facilidad.
El periodista afirmó que definitivamente esta confianza depositada por su padre marcó un antes y después en su vida, ya que cuando recibió la oportunidad, estaba preparado.
Otro grato recuerdo de su infancia fue cuando tuvo la oportunidad de cursar estudios de Locución, con un ganador de un micrófono de Oro, Marino Concepción, quien junto a su hermano “Chicho”, le dio la oportunidad de estar en el programa “Esta Tarde”. Esto fue una fusión del desarrollo de su niñez apegado a los deportes, así como el oído, las tareas, las discusiones con sus compañeros y amigos del barrio y luego entonces la oportunidad de hacer lo que se convirtió en su pasión.
Al llegar a los Estados Unidos su principal meta era asumir responsabilidades familiares por lo que pensó desempeñarse en otras facetas laborales, pero siempre estuvo en su mente abrirse campo como cronista deportivo.
Cuando tuvo la oportunidad, en la década pasada, Tenchy Rodríguez ya había recibido invitaciones  a varios programas de parte de Daniel “Quemaíto” Reyes, con quien se lanzó a tener un programa, “Beisbol en Acción”, debido a las pocas emisoras en español para desarrollar comunicación deportiva.
Junto a sus colegas de ESPN Fernándo Alvarez y Ernesto Jerez
“Conseguí mi primera credencial para entrar al Yankee Stadium, en 2008 y 2009 donde precisamente ganaron los Yankees y de ahí en adelante comenzaron mis coberturas, por once años consecutivos en los diferentes estadios de grandes ligas. Asumí un papel de inversión de cubrir series mundiales, juegos de estrella, pretemporada de grandes ligas, era la mejor forma no solo de alcanzar cierto estatus en la crónica deportiva latina, sino la relación con los jugadores de grandes ligas”.
El 02 de noviembre del 2011, de manera individual, Tenchy funda el programa “Tres y Dos: la cuenta máxima” junto a Tomás Peguero y la colaboración del fenecido Odaris Díaz. Asimismo, destaca que recibió la colaboración de otras personas como Arelis Reynoso y Don Micky Mena.
A partir de ese momento llegó una etapa de crecimiento en la vida de Tenchy hasta que llegó la oportunidad, en el 2016, de ESPN, cuando empezó como colaborador por invitación de Ernesto Jerez y Enrique Rojas, a quienes consideran sus hermanos.
Junto a Luis Tomás Barret y Enrique Rojas en el ceremonial de exaltación al Salón de la Fama de Cooperstown en 2017.
Narra que comenzó enviando entrevistas, con participaciones ligeras, hasta ser invitado formalmente a ser parte de la cadena, de la corporación Disney en especial de ESPN, 10 50 AM en ESPN New York, donde fue reconocido cronista más destacado en su comunidad en el 2018, por el premio Medallas de Cortez.

“Ha sido de mucho orgullo para mi tener la oportunidad de desarrollarme, esforzarme e invertir y lograr alcanzar un estatus que no me hace privar en un hombre bueno, sino que me hace ser un hombre bueno, por el respaldo que he recibido de la comunidad no sólo dominicana, en el área de los tres Estados: New Yersey, Connecticut y New York, sino en los mismos equipos de Grandes ligas, que me han dado la gran oportunidad de desarrollarme”.

- Publicidad -