NUEVA YORK._ Tres años después del brutal asesinato del adolescente dominicano Lesandro Guzmán Feliz (Junior), el 20 de junio de 2018, frente a una bodega en la avenida Belmont y calle 183 en El Bronx, de donde fue arrastrado afuera por pandilleros de Los Trinitarios, el Departamento de Policía (NYPD), lo ascendió póstumamente a jefe de su ala juvenil de aspirantes a oficiales “Explorers” en una emotiva ceremonia el lunes celebrada en la escena del homicidio.

El comisionado del NYPD, Dermot Shea, entregó el pergamino en el que se oficializa el ascenso a la madre de Junior, Leandra Feliz, mientras docenas de asistentes enarbolaban velones y coreaban el apodo de Junior a todo pulmón.

La policía dijo en su plataforma NYPD News que parte de sus más altos jefes se reunieron allí junto a la familia de Junior para cumplir la promesa de que nunca será olvidado por la uniformada.

El jefe del departamento de policía, Rodney Harrison, dijo que la uniformada está muy orgullosa de ascender póstumamente a Junior, adolescente que simboliza la crueldad de la violencia armada en las calles de la ciudad.

El comisionado señaló que el NYPD siempre llevará en su memoria la imagen de Junior y seguirá rindiéndole los homenajes que se mereció y merece, resaltando al adolescente dominicano como un estudiante de excelencia que aspiraba a ser un policía de la ciudad para unirse al combate del crimen y la delincuencia.

La madre dijo que hay opciones con las que los jóvenes de Nueva York pueden ser mejor que un ganguero o aspirante a pandillero.

“La justicia para Junior, la tengo puesta en las manos y el nombre de Jesús, él es que la va a hacer, no somos nosotros”, añadió la madre.

También hablaron Anderson Guzmán, miembro de los Explorers y primo de Junior quien dijo que aspira a detective del NYPD y que el fallecido le hace mucha falta.

El presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Junior, recordó que ya hay cinco de los trinitarios condenados, pero todavía faltan los líderes principales que son ocho más, por lo que hay que seguir apoyando la justicia para Junior.

Fernando Cabrera, concejal en El Bronx y quien se postuló a la presidencia de ese condado en las primarias demócratas de ayer martes 22 de junio, dijo que hay que tratar de conectarse y apoyar a la juventud antes de que otros asesinatos como el de Junior.

“No queremos ver a otro Junior”, expresó Cabrera.

El concejal dominicano del distrito 15, zona en la que Junior fue asesinado, Oswald Feliz, sostuvo que la criminalidad es un problema muy grande en la comunidad por lo que hay que ponerse más fuerte contra ese mal.

En la actividad también estuvo la activista Ischia Bravo quien corrió como candidata a concejala en el distrito 14 quien coincidió en criticar el nivel de crímenes que azota a la ciudad.

Miguel Cruz Tejada

- Publicidad -

Deja un comentario