Poder diagnosticar la presencia de coronavirus en apenas un minuto y desde el celular de cualquier usuario. Ese es el objetivo de un proyecto que se está llevando a cabo en Estados Unidos con el objetivo de facilitar el proceso de diagnóstico por PCR, el más utilizado y cuyos resultados se conocen luego de 24 o 48 horas de tomada la muestra.

Massood Tabib-Azar es profesor de ingeniería eléctrica e informática de la Universidad de Utah y recibió USD 200 mil en el marco del programa Investigación de Respuesta Rápida de la la Fundación Nacional para la Ciencia -NSF, por sus siglas en inglés-, una agencia gubernamental de los Estados Unidos que impulsa la investigación en esa disciplina, para desarrollar un sensor de coronavirus portátil y reutilizable para celular que permitiría detectar la presencia del virus en el pequeño lapso de tiempo mencionado.

Massood Tabib-Azar

El sistema se basa en un sensor que Tabib-Azar comenzó a desarrollar para la NSF hace aproximadamente un año con el fin de detectar el virus Zika. La tecnología está desarrollada y ya hay un prototipo con esta finalidad. Ahora está transformando esa misma tecnología orientada al COVID-19. Según el investigador, esta tecnología estará lista para ser probada con el nuevo coronavirus en dos o tres semanas.

El sistema utilizaría ADN de cadena sencilla -llamado aptámeros en el sensor, el cual se uniría a las proteínas en la molécula del virus. En caso de que esté presente, la resistencia eléctrica se mediría en el dispositivo. De ese modo identificaría la presencia del patógeno.

Para utilizar el sistema, la persona enchufaría el pequeño sensor al celular y se abriría una aplicación en el dispositivo. El usuario debería colocar una gota de saliva en el sensor y, tras un minuto, los resultados aparecerían en la app del móvil.

El sensor podría ser reutilizable porque es capaz de destruir la muestra tomada por medio de una pequeña corriente eléctrica que podría eliminar o desintegrar el virus. Otra opción sería colocar la muestra de saliva en hojas desechables que se coloquen encima del sensor.

El dispositivo también podría ser diseñado para cargar los resultados en un servidor central con el objetivo de poder visualizar las zonas más afectadas por coronavirus.

La tecnología de detección también serviría para identificar el virus en diferentes superficies, como una mesa o escritorio. En esos casos habría que tomar una muestra con hisopo y luego colocar la toma en el sensor.

Según se menciona en el comunicado difundido por la Universidad de Utah, el sistema podría detectar partículas microscópicas flotantes en el aire en espacios cerrados como un ascensor, por ejemplo.

Fuentes compartidas

- Publicidad -

Deja un comentario