• De las medidas de estímulo monetario del Banco Central, se han desembolsado unos RD$123 mil millones a más de 50 mil beneficiarios.
  • La actividad económica registró una variación interanual de -5.6 % en septiembre, una mejoría sustancial de 24.2 puntos porcentuales respecto al -29.8 % observado en abril, es decir, una contracción cinco veces menor.
  • La tasa de interés activa promedio ponderado de la banca múltiple ha disminuido más de 300 puntos básicos, pasando de 13.28 % en marzo a 9.95 % en septiembre.
  • La inflación acumulada al mes de septiembre fue de 3.74 %.
  • La inversión extranjera directa alcanzó US$2,066.4 millones en enero-septiembre 2020, permitiendo financiar más de dos veces el déficit de cuenta corriente del mismo periodo.
  • Al 30 de septiembre, las reservas internacionales se situaron por encima de US$10,500 millones (superior al 13.0 % del PIB).

 Santo Domingo. República Dominicana. – El gobernador del Banco Central de la República Dominicana (BCRD), Héctor Valdez Albizu, pronunció un discurso con motivo del septuagésimo tercer aniversario de la institución, en el que presentó los principales indicadores de desempeño de la economía del año en curso y las perspectivas de cara al 2021.

Anunció la aprobación del aumento del monto de Facilidad de Liquidez Rápida en RD$40 mil millones por la disponibilidad de Repos de Corto Plazo que vencieron y están disponibles para ser colocados nuevamente por las entidades de intermediación financiera. La tasa de interés se mantiene en 3.0 % anual para los intermediarios financieros, que canalizarán los recursos a los sectores productivos a tasas no mayores al 8.0 %, mientras que MIPYMES y hogares podrán acceder a los fondos a tasas competitivas.

De estos recursos, RD$20 mil millones serán para nuevos préstamos y los RD$20 mil millones restantes para refinanciamientos y reestructuraciones de préstamos a tasas de interés más bajas y plazos más favorables.

Valdez Albizu señaló una tendencia sostenida de recuperación de la actividad económica en los últimos meses. El indicador mensual de la actividad económica (IMAE) registró una variación interanual de -5.6 % en septiembre, una mejoría sustancial de 24.2 puntos porcentuales respecto al -29.8 % observado en abril, es decir, una contracción cinco veces menor.

“Es decir, que la contracción de la economía en septiembre fue 5 veces menor a la registrada en abril. Con este resultado, la variación acumulada del producto interno bruto (PIB) en enero-septiembre se ubicó en -8.1 %”, indicó el gobernador.

Excluyendo el sector Hoteles, Bares y Restaurantes, el resto de actividades en promedio se recuperaron al pasar de -12.6 % en abril-junio a -3.0 % en julio-septiembre. El mejor comportamiento de enero-septiembre fue de Salud (12.4 %); Servicios Financieros (9.2 %), Actividades Inmobiliarias (4.2 %), Agropecuaria (3.8 %), Comunicaciones (2.1 %), Administración Pública (2.1 %) y Energía y Agua (1.1 %).

En Construcción, el sector privado ha reiniciado la ejecución gradual de proyectos de inversión y el sector público anuncia obras de infraestructura y de acondicionamiento de vías terrestres. Se prevé que la construcción sea determinante para la recuperación, dado su efecto multiplicador y su gran capacidad de arrastre del resto de las actividades productivas.

La inflación acumulada durante los primeros nueve meses del año fue 3.74 %, mientras la inflación anualizada a septiembre se situó en torno al límite superior del rango meta de 4.0 % ± 1.0 % y se espera que se mantenga en promedio dentro de dicho rango en el horizonte de política monetaria.

Sector externo

Cifras preliminares de la balanza de pagos muestran la gran capacidad del país para enfrentar entornos internacionales desfavorables producto de la propagación del coronavirus. El déficit de la cuenta corriente alcanzó US$1,014.7 millones en enero-septiembre, un resultado mucho mejor al que se proyectaba inicialmente.

Resaltó además que, aún bajo condiciones adversas, la inversión extranjera directa continúa fluyendo hasta alcanzar US$2,066.4 millones en enero-septiembre, monto que permite financiar más de dos veces el déficit de cuenta corriente del mismo periodo. Este resultado representa un crecimiento de la inversión extranjera directa de un 4.0 % respecto al 2019, impulsado por sectores comunicaciones y minería.

Los ingresos del sector Turismo, comparados con igual periodo del 2019, pasaron de US$5,759.5 millones a US$1,992.9 millones. Esta disminución se compensó por las intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario a través de su plataforma electrónica, logrando suplir el descalce transitorio generado por el cierre de los sectores generadores de divisas por más de RD$5 mil millones.

Remesas

En septiembre, el flujo de remesas al país aumentó por quinto mes consecutivo, alcanzando US$777.4 millones, un crecimiento interanual de 37.1 %. En los primeros nueve meses, las remesas ascendieron a US$5,849.8 millones, unos US$556.9 millones adicionales (10.5 %) a los registrados en igual periodo del pasado año. Benefició la reducción de la tasa de desocupación en EEUU de 14.7 % en abril a 7.9 % en septiembre, país de donde proviene más del 80 % de estos flujos.

Importaciones

Comienza a observarse una recuperación, particularmente en importaciones no petroleras que, luego de registrar una variación de -21.9 % interanual en agosto, cayeron -7.4 % durante septiembre. Las importaciones de zonas francas exhibieron en septiembre un crecimiento de 12.0% por primera vez luego de la reapertura de la economía.

Perspectivas 2020 y 2021

El gobernador el BCRD expuso que “se espera que la economía dominicana continúe mejorando de forma sostenida”. El FMI el pasado 13 de octubre proyectó una variación interanual del PIB en torno a -6.0 % para 2020, por debajo del promedio de -8.1 % proyectado para América Latina”.

Conforme al pronóstico del BCRD, la recuperación se acelerará en 2021, hasta cerrar el año con un crecimiento de 6.0 %, mayor al ritmo de crecimiento potencial. “Más aún, las proyecciones de crecimiento de mediano plazo del FMI prevén que la República Dominicana será el país de la región que más rápido recuperaría su nivel de ingreso per cápita previo a la pandemia”, expuso.

En cuanto al sector externo, se espera que los menores flujos de exportaciones no minerales y de turismo se compensen parcialmente con mayores entradas por concepto de exportaciones de oro y de recepción de remesas, con lo cual se alcanzaría un déficit de cuenta corriente en torno a 3.0 % del PIB al cierre del año, situándose en torno al 2.5 % del PIB en 2021. En cuanto a la inversión extranjera directa, se prevé que se sitúe por encima de los US$2,500 millones al finalizar el año.

- Publicidad -

Deja un comentario