Servicios combinados

Santo Domingo.- Vendedores del mercado de las pulgas en el kilómetro 12 de Haina volvieron a protestar este mediodía frente al Palacio Nacional.

Los manifestantes, quienes se apostaron en la plazoleta de las oficinas gubernamentales localizada frente a la casa de Gobierno, solicitaron al presidente Luis Abinader interceder ante la alcaldía del Distrito Nacional y Santo Domingo Oeste para que dejen sin efecto la decisión de moverlos de ese lugar.

“Hacemos un llamado a la alcaldesa Carolina Mejía que nos permita trabajar en el área de la George Washington y debajo del elevado. El terreno que pretenden habilitar para nosotros estará listo entre cuatro o tres meses, o sea, que si no nos dejan trabajar nuestras mercancías se van a dañar y estamos al borde de la quiebra”, manifestó José Manuel Caro, presidente de la Asociación de Vendedores del Distrito Nacional.

La manifestación estuvo vigilada por un amplio contingente militar y policial.

Los trabajadores informales explicaron que tanto José Andújar como Carolina Mejía no le dan una solución definitiva, al tiempo que indicaron que les asignaron un terreno no habilitado.

Jhonny González «Pichón», quien tenía 20 años trabajando en la pulga, dijo que los síndicos no le dan respuesta de dónde van a trabajar.

“Nos asignan un terreno que no está habilitado y nosotros lo que pedimos es que nos dejen trabajar debajo del elevado hasta que habiliten los terrenos, entonces no hay respuestas y estamos en diciembre y quebrados”, explicó el vendedor informar, quien fungía como vocero de los manifestantes.

De su lado, Raúl Encarnación, con más de dos décadas trabajando en el lugar, señaló que tienen ocho meses por trabajar y no los dejan. “Carolina y Andújar nos tienen como un tirapiedras”.

Denunció que desde que empezó la pandemia ninguno de ellos ha dado “ni un golpe”. Se recuerda que el síndico de Santo Domingo Oeste, José Andújar, advirtió que el mercado será reubicado y que es una decisión irrevocable.

- Publicidad -

Deja un comentario